Mueren 10 policías al estallar artefacto explosivo cerca de Somalia

Uno de los más recientes sería el atentado perpetrado por militantes de Al Shabab el pasado 15 de enero en Nairobi.

Diez agentes del campamento de Harhar localizado en el estado nororiental keniano de Garissa, fronterizo con Somalia, fallecieron este sábado después de que su vehículo pisara un artefacto explosivo, informaron fuentes policiales.

"Desafortunadamente, perdimos a algunos agentes y el vehículo en el que viajaban resultó gravemente dañado. Se ha enviado un refuerzo al área para perseguir a los atacantes y se han iniciado las investigaciones", informó anoche en un comunicado el inspector general de Policía, Hilary Mutyambai.

Los agentes estaban escoltando por carretera a un superior, que se dirigía de Damajale a Liboi, cuando sucedió la explosión a la altura de Degow, según sospecha la Policía, fruto del grupo yihadista de Al Shabab que con frecuencia opera en esta zona fronteriza.

Vea también: Empieza diálogo entre Gobierno e indígenas en Ecuador

Una operación conjunta llevada a cabo por el Ejército de Kenia, la Policía keniana y la Unidad de Policía de Respuesta Rápida, entre otros, se ha expandido hoy hasta el campo de refugiados de Dadaab, en el noreste de Kenia, donde se cree que podrían estar escondidos los atacantes.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, manifestó hoy sus condolencias mediante un comunicado emitido por su portavoz, y aseguró que "el Gobierno y el pueblo de Kenia nunca sucumbirán ante cobardes acciones terroristas".

Este sábado, el gobernador de Garissa, Ali Korane, describió en un comunicado este incidente como un "asesinato a manos de los enemigos de la humanidad" y mandó sus condolencias a las familias y amigos de las víctimas mortales.

Al Shabab, grupo afiliado a Al Qaeda, controla parte del territorio del centro y sur de Somalia, y combate desde hace una década con el fin de instaurar un Estado islámico radical de corte wahabí.

Kenia padece ataques de este grupo yihadista desde octubre de 2011, fecha en la que decidió desplegar tropas kenianas en suelo somalí para combatir la amenaza yihadista.

Uno de los más recientes sería el atentado perpetrado por militantes de Al Shabab el pasado 15 de enero en Nairobi, cuando tomaron el lujoso completo hotelero Dusit D2 causando más de una veintena de muertos.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir