LO ÚLTIMO MinInterior: "Sabemos que detrás de esto hay intereses políticos que quieren alterar el orden público": Conozca más ⏩

El recorrido de Aida Merlano después de su fuga

Se conocen nuevos detalles de la insólita fuga.

Caracol Radio logró obtener imágenes exclusivas del recorrido que siguió la exsenadora Aida Merlano tras emprender la fuga de un consultorio odontológico en el norte de Bogotá.

En la grabación se puede ver el momento en que Merlano está de parrillero en la motocicleta recorriendo la calle 119 con carrera novena.

Previamente se había conocido una grabación de las cámaras de seguridad donde se puede observar a Merlano acompañada, antes de saltar por la ventana del consultorio de tres personas.

Una mujer vestida de negro, un joven con gorra blanca, un saco terciado sobre sus hombros, camiseta blanca y jean (al parecer su hijo). También se puede ver al odontólogo.

Le puede interesar: La historia del consultorio 318 de donde se fugó Aida Merlano

Estas tres personas hablan, tienen contacto e interactúan permanentemente con Merlano, a quien se le observa con la indumentaria lista para saltar al vacío.

Ella tiene ropa ligera, una especie de sudadera blanca, tenis, y guantes en sus manos de esos que usan quienes van a los gimnasios a hacer ejercicio.

En medio de la situación, en donde hay cruce de palabras, gestos que parecen ser de ánimo para lo que está apunto de cometer y a la vez de despedida, se puede observar como el odontólogo le entrega un elemento en las manos a Merlano, quien lo toma y con recelo lo guarda entre su pecho.

Posterior a estas acciones, las tres personas se despiden de la ex congresista. Ella se queda mirándolos hasta que cruzan la puerta de salida del consultorio, y en ese momento se agacha cuando ya no los ve, saca la cuerda roja, que estaba escondida dentro del mobiliario del consultorio, la toma con fuerza, la lanza por la ventana y luego salta ella desapareciendo del enfoque de la cámara pero dejando pruebas de lo que fue su diseñado plan de fuga.

La ‘CAida’ de la senadora Merlano

Como si fuera el ‘Hombre Araña’, así cayó Aida Merlano, del tercer piso del Centro Médico La Sabana, ubicado en el norte de Bogotá, lugar de donde se fugó este martes a las 3:30 de la tarde.

Todo pintaba que iba a ser una consulta médica tranquila, la política conservadora que está condenada a 15 años de prisión por delitos electorales, como de costumbre tenía cita odontológica, según sus abogados, no era la primera vez que asistía a estas intervenciones.

Merlano salió de la cárcel el Buen Pastor con dos guardias del Instituto Nacional Carcelario y Penitenciario (INPEC), como era costumbre y como está establecido en el protocolo de seguridad de la entidad, según lo informó el director de la misma, general William Ruiz.

El reloj rondaba pasadas las 3:00 de la tarde, momento en el que espectadores vieron descender del tercer piso y con una cuerda roja, que estaba atada a un escritorio, a la exrepresentante a la cámara. Su caída fue brusca, por lo que no pasó inadvertida, cinco personas, entre ellas, al parecer, el celador del centro médico, se acercaron para verificar que no estuviera lesionada.

Merlano asentía con la cabeza que estaba bien, se limpiaba su vestimenta blanca y mientras tanto una moto con un hombre abordo y un casco en su mano derecha aguardaban por ella.

Le puede interesar: Hija de la fugada Aída Merlano está dispuesta a colaborar con la justicia

La política conservadora, al parecer, agradeció la preocupación de las personas que por poco la ayudaron a levantar del piso, tomó el casco, se lo puso, se subió a la moto y en segundos ya no había rastro de ella.

La escena de la fuga fue cinematográfica. Los guardianes del Inpec, quienes aguardaban en la parte exterior del consultorio, porque así lo había pedido el odontólogo, conocieron de la fuga minutos después.

Merlano ya había atentado contra su vida días atrás y estaba medicada. Además, había anunciado que había tratos irregulares en la cárcel, la mujer nunca puso una denuncia formal de lo ocurrido.

En el operativo fueron encontrados 260’441.000 pesos en efectivo, según revela el exfiscal Martínez había una bañera repleta de dinero.

Ubicada en la carrera 64 número 81B-72, donde funciona la sede política de la congresista de Merlano. La propiedad estaba a nombre de Germán Alberto Gómez Jiménez y Katia Lucia Vergara Merlano.

En la ‘casa blanca’ también fueron encontrados certificados y planillas electorales, mercados, armas de fuego y hasta códigos de barras para hacerles seguimiento a la compra de votos.

Cargando