Siguen enredos de contratación irregular en la gobernación de La Guajira

La Procuraduría tiene la lupa puesta en todo este tema de contratación es esa zona del país.

Departamento de La Guajira / ()

En los últimos ocho años el departamento de La Guajira ha tenido 12 gobernadores por cuenta de las diferentes suspensiones, decisiones judiciales y todos los problemas que han presentado quienes pasaron por ese cargo de elección popular.

Son muchos los escándalos que se han presentado en esa zona del país y recientemente ha sido salpicado al exgobernador (e) Wilson Rojas Vanegas, y varias personas de su circulo cercano por presuntas irregularidades en contratación.

Han aparecido varios contratos de personas cercanas a Rojas Vanegas, que también son objeto de estudio para determinar su hubo irregularidades o no. El primero de ellos es del 15 de enero de 2019 por $608 millones para “impulsar la proyección de las manifestaciones artísticas y culturales del departamento de la Guajira”. Este convenio lo firmó Wilson Rojas Vanegas, quien hizo el trámite contractual sin estar posesionado en la Gobernación. El caso es que los recursos, según demanda en la Fiscalía, se usaron para fiestas patronales y carnavales del departamento. Adicional a ello, según el relato en la denuncia, el 10 de mayo se hizo una adición por $304 millones.

“Este es un caso de corrupción que encierra la participación de varios miembros del gabinete de la Gobernación de ese entonces. El dinero no se usó para lo que se había hecho la parte contractual”, dice la denuncia.

Pero hay otra alerta en donde se usaron recursos del Fondo de Seguridad para eventos culturales. En ese momento el contrato interadministrativo del 3 de mayo de 2019 lo firmó Texeira Tatiana Aguilar Peralta por un valor de $305 millones por una duración de dos meses. El caso es que se usaron recursos del impuesto de guerra que se deben usar en la seguridad del departamento, para la cultura y artes de La Guajira.

Los recursos de estos fondos deben invertirse únicamente en dotación, material de guerra, reconstrucción de cuarteles y otras instalaciones, compra de equipo de comunicación, montaje y operación de redes de inteligencia, recompensas a personas que colabores con la justicia y seguridad de las mismas, servicios personales, dotación y raciones para nuevos agentes y soldados o en la realización, de gastos destinados a generar un ambiente que propicie la seguridad ciudadana”, dice la denuncia.

El caso es que apareció una señora llamada Judith Fragozo Pimienta, reclamando un dinero que le debía Wilson Rojas Vanegas, por concepto de facturas de comida y al parecer este convenio se usó para saldar esa deuda. El caso es que este contrato tampoco se publicó en el Secop. 

Y finalmente aparece la empresa Niu Telco S.A.S, por un contrato interadministrativo que se firmó el 12 de abril de 2019 por un valor de$5.881.239.986 para fortalecer las estrategias para el aprovechamiento de las TIC e innovación para el desarrollo del sector educativo y social de La Guajira. Acá nuevamente aparece la firma de Wilson Rojas Vanegas y una vez más el contrato suscrito no se publicó en el Secop.

Como no fue publicado, según la denuncia, no hubo ofertas de las empresas incluso de Niu Telco S.A.S., no se pudo evaluar la oferta presentada porque no las había, no se ponderaron los precios del mercado porque no análisis del tema y se adjudicó el contrato de manera directa.

La Procuraduría tiene la lupa puesta en todos estos temas y los escándalos de posibles irregularidades de contratación.

Cargando