Los “millonarios vigilantes” sin pico y placa

La Fiscalía identificó que más de 3.000 personas, propietarios de vehículos de alta gama, consiguieron permisos para transitar en pico y placa.

Fueron varias las advertencias de la Secretaría de Movilidad de Bogotá sobre presuntas irregulares en la obtención de permisos para transitar a en pico y placa y que hora toman forma en la Fiscalía.

La modalidad

El enredo arranca en los concesionarios, según algunas versiones en poder de la Fiscalía, pues son los vendedores que además de carros de alta gama, ofrecen la posibilidad a sus clientes de salvarse del pico y placa.

Vea también: A policías en Bogotá los atacaron en camioneta con placas oficiales

Los vendedores tienen en su agenda los contactos de empresas de seguridad y falsos médicos que entregan soportes para acudir a Movilidad, conseguir los permisos y transitar sin problema.

A cambio de pagos que arranca en los tres millones de pesos los nuevos propietarios de los lujos vehículos evitan las restricciones y sacan sus carros todos los días.

“Súper” vigilantes

Luego de contactar a las empresas de vigilancia, los vehículos, la mayoría avaluados en más 150 millones de pesos, ingresan a una base de datos que los deja como elementos de trabajo para supervisores de vigilancia.

El documento que los categoriza como empleados dedicados a la seguridad se radica que en movilidad, que después una verificación confirma la empresa y procede a otorgar el permiso.

Así y con la autorización en la mano en cualquier puesto de control el nuevo y “millonario supervisor de vigilancia” puede transitar en pico y placa.

Falsa discapacidad

Otra modalidad que es materia de investigación de la Fiscalía está en reportes médicos que incluyen en bases de datos con falsas discapacidades que se convierten en el argumento legal para los permisos y transitar en pico y placa.

Con la autorización, los “falsos discapacitados”, se movilizan en sus lujos vehículos sin miedo de que los agarren el pico y placa.

En total, entre los “millonarios vigilantes” y “los falsos discapacitados” la Fiscalía calcula que son más de 3.000 las autorizaciones que de forma ilegal se obtuvieron para favorecer a quien no lo necesitaba.

La investigación

La Fiscalía ya arrancó con diligencias de entrevista a las personas que resultaron beneficiadas, de forma irregular, con los permisos para transitar en pico y placa.

El objetivo de esas diligencias es llegar a toda la cadena criminal: los vendedores de concesionarios, las empresas de seguridad, los falsos médicos y establecer si funcionarios públicos están enredados en este caso.

Cargando