Adrián Santa, el árbitro colombiano que brilló en los Parapanamericanos

José Borda le cuenta la historia del silbato bogotano que dirige en una modalidad especial del fútbol.

Por: José Borda

Terminaron los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019 y muchos deportistas representaron a Colombia en las diferentes disciplinas; no obstante, hubo una en particular que pasó casi inadvertida y fue el juzgamiento deportivo de una modalidad distinta de fútbol.

Dicha manera de jugar fútbol está adaptada para personas con parálisis cerebral leve y lo juzgan jueces internacionales de varios países del mundo que dirigen en torneos convencionales, pero que, además, cuentan con la capacitación, preparación y experiencia para dirigir este tipo de encuentros.

Tabla de Medallería de los Juegos Parapanamericanos

En la dirección del torneo en Perú participaron 28 árbitros, 5 de ellos internaciones y 23 de apoyo, de Canadá, Estados unidos, Argentina, Brasil, Uzbekistán, Holanda, España China, Corea y por supuesto Colombia.

El representante nacional fue Adrián Camilo Santa Santa, silbato bogotano que lleva nueve años en el arbitraje y dos de ellos pitándole internacionalmente a personas con este tipo de discapacidad. Tiene 25 años y fue el más joven de todos los convocados, en Lima 2019 dirigió ocho partidos entre los que se destacan Argentina vs Estados Unidos; Brasil vs Argentina y Perú vs Brasil; de hecho fue el juez con mayor número de partidos.

Adrián trabaja en Bogotá en la Universidad Sergio Arboleda en la parte administrativa y recibió la distinción para poder participar en estos juegos, así mismo otros nacionales e internacionales por parte de la IFCPF, Federación Internacional de Parálisis Cerebral de Fútbol, organización que tiene su sede en Holanda. Ha participado en 14 campeonatos de esta modalidad, dos Mundiales uno en Argentina y otro en España, y el año pasado dirigió en la Copa América de Ecuador, donde fue designado para la gran final.

Para dirigir esta tipo de juegos se requiere ser un árbitro tolerante, con don de enseñar, paciente y, por supuesto, con mucha vocación, aspectos estos que el juez colombiano ha tenido y los cuales le han servido para destacarse en el ámbito internacional. En nuestro país son muy pocos los que ejercen y juzgan esta disciplina un poco desconocida, la cual al final convierte a este joven bogotano en un embajador más del arbitraje nacional.

Su próxima participación será en Cartagena en el próximo mes de noviembre en los Juegos Paranacionales.

Cargando