Huracán Dorian perdona a Puerto Rico y amenaza Florida

El huracán Dorian perdonó a Puerto Rico este miércoles al esquivar la isla caribeña en su ruta hacia el norte, pero se espera que gane intensidad en el Atlántico y alcance Florida el fin de semana luego de volverse "poderoso".

Dorian se aleja de Puerto Rico como huracán de categoría 1, con vientos de 130 Km/hora, pero se volverá "poderoso" en el Atlántico occidental en los próximos días, según el boletín de las 00H00 GMT del Centro Nacional de Huracanes.

Vea también: Bolsonaro decreta suspender quemas para frenar incendios en Amazonas

Durante los últimos días, los puertorriqueños esperaron con ansiedad el primer golpe directo de un ciclón desde que el monstruoso huracán María destruyó hace dos años este territorio estadounidense en el Caribe.

Pero el ciclón llegará entre domingo y lunes a Florida o tal vez Georgia, en el sureste de Estados Unidos, probablemente como categoría 3 de máximo 5 (con vientos de más de 180 Km/hora).

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró el estado de emergencia para toda la costa este, desde los cayos del extremo sur hasta la frontera con Georgia, puesto que aún no se puede predecir dónde golpeará exactamente.

"Cada residente de Florida debe tener siete días de suministros, incluyendo alimentos, agua y medicinas, y debe tener un plan en caso de desastre", dijo DeSantis en un comunicado.

Dorian pasará por las Bahamas entre jueves y viernes, pero el NHC no emitió más alertas inmediatas por el momento.

Vea también: ¿Qué significa la suspensión del Parlamento en el Reino Unido?

- Recogiendo provisiones

En Puerto Rico, los habitantes de la ciudad costera de Fajardo, una de las que más padeció el azote de María y que hasta mediodía del miércoles estaba bajo la ruta de Dorian, se habían apurado a comprar provisiones y llenar los tanques de sus vehículos.

Carmen Donos, de 49 años, salía de un supermercado en Fajardo con el carrito atiborrado de provisiones "y unos dulces para cuando uno tiene ansiedad porque no hay luz".

La residente dijo que había perdido "totalmente" su casa y sus bienes durante María. "Fue bien deprimente. Me da mucho nervio pensar que me pueda pasar lo mismo".

Pero incluso los alcaldes de Vieques y Culebra, dos islas turísticas que sí estuvieron bajo los efectos de la tormenta, dijeron que la situación estaba controlada y no registraron daños.

El presidente Donald Trump había declarado el estado de emergencia en Puerto Rico y autorizó la concesión de ayuda federal a las autoridades locales, a pesar de que dijo en Twitter que la isla es "el lugar más corrupto de la tierra".

Temas relacionados

Cargando