Mafias, hackers e ilegalidad: La cruda realidad del hurto de celulares

Caracol Radio conoció audios sobre cómo delinquen estas redes criminales, que han dejado más de 90.000 víctimas en el país este año.

No me haga reclamos que usted sabe que yo vendo teléfonos hurtados (…) si quiere un equipo sin problemas cómprelo en lugar reconocido”, esta es la respuesta que le da un integrante de una banda delincuencial dedicada al robo de celulares a uno de sus clientes.

Caracol Radio conoció que en lo corrido de este año 91.954 personas han sido víctimas de hurto de uno o más equipos. El 73% de estos robos se han dado en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, Cúcuta, Villavicencio, Bucaramanga y Pasto, según indicó una fuente de la Policía.

“Hay que señalar que durante los últimos años ha habido un descenso en el hurto de celulares. Hace 4 años en Bogotá el 70% de los robos en callejeros era de celulares hoy es del 43%”, señaló la fuente.

Además de la problemática interna, las autoridades insisten en que las redes criminales son ahora trasnacionales, es decir, que se dedican a robar equipos de alta gama en Colombia para revenderlos en otros países como Argentina donde funcionan sin ningún problema.

“Este es un negocio es similar a cómo funciona el narcotráfico. Ya no se habla de una persona que se dedica al hurto de celulares, son organizaciones que tienen roles definidos”, señaló uno de los investigadores.

Vea también: Ladrones aprovechan trancones de buses de Transmilenio para robar

Así funciona la cadena criminal

El punto de inició comienza con quien o quienes se roban un aparato; acto seguido es venderlo a su receptador; este se encarga de manipular el equipo, es decir, adulterarle el IMEI o, cuando se trata de iPhone, de conseguir las claves del iCloud, mediante lo que los expertos llaman ingeniería social. Posteriormente lo ponen de nuevo a circular en el mercado de los usados con precios más baratos.

Además, asegura el investigador, los locales donde venden los celulares robados tienen sus propias bandas dedicadas al hurto de los equipos, bandas como las que delinquen en Transmilenio o en el transporte público convencional mediante el cosquilleo, o quienes hurtan con violencia en la calle usando distinta clase de armas.

Vea también: Pedro Daniel y el atraco “mensual”

Atraco, raponazo y cosquilleo son las tres modalidades más usadas para el hurto de celulares.

¿Qué es la ingeniería social?

Para el caso del iPhone, que es más complicado desbloquear, y cuya liberación puede tener un costo cercano a los $200.000 en el mercado ilegal, las autoridades detectaron que los delincuentes tienen todo un libreto teatral montado para conseguir las contraseñas de los usuarios.

“Luego de que un iPhone es robado, los delincuentes dejan pasar un tiempo y luego envían al dueño del equipo un mensaje diciéndole que alguien está intentando entrar a su cuenta de iCloud y le envían un link, al ingresar a ese link prácticamente ya abrieron la puerta para que les roben los datos de la cuenta y procedan a liberar el equipo o también envían un mensaje de texto pidiendo renovar las claves, el caso es que todo eso llega con sello de Apple y por eso la gente se confía”, señaló el investigador.

Otra de las modalidades es hacerse pasar por policías y llamar al dueño del equipo días después indicando que encontraron el iPhone, a través de habilidosas maniobras persuasivas logran obtener las claves y las contraseñas”, agregó el experto de la Dijín, al explicar que esto es lo que se conoce como ingeniería social.

Vea también: Cada 4 minutos se roban un celular en Bogotá

Manipular el IMEI

Aseguran los investigadores de la Dijín de la Policía que adulterar el IMEI, que es prácticamente la cédula del celular, no es nada complejo y que los costos para ello van desde los 20.000 hasta los 200.000 pesos, dependiendo de la gama del celular.

“Eso lo hacen con un software gratuito que se consigue en internet. Adulterar un IMEI no tiene mayor ciencia y por el contrario sí causa un gran daño, porque con uno adulterado pueden funcionar miles de celulares al mismo tiempo. La verdad, modificar un IMEI se demora 5 minutos”, señalan los expertos.

El problema real

Para los expertos de la Policía, el problema real consiste en que las empresas operadoras permitan que en el país funcionen celulares con IMEI duplicados o inválidos.

Si los operadores tomaran la decisión de bloquear definitivamente los celulares que funcionan con IMEI duplicados se bajaría hasta en un 70% el hurto de celulares. Lo que hacen hoy los operadores es bloquear únicamente el IMEI de un celular cuando es reportado, pero no bloquean los equipos que funcionan con IMEI manipulados”, señaló un investigador.

Y es que, para los detectives, con un IMEI manipulado pueden funcionar hasta 100.000 celulares, situación que no desestimula el hurto de celulares, debido a que los equipos robados mediante esta modalidad pueden ser revendidos con facilidad en el mercado del usado.

“Los operadores tienen la capacidad para saber cuántos celulares funcionan hoy en el país con IMEI ilegales y también para evitar que estos equipos sigan funcionando”, agregó la fuente.

Vea también: La historia del robo de un celular en Bogotá

Nueva modalidad

Además, las últimas investigaciones muestran que el ingenio de las mafias dedicadas al hurto de celulares no para.

Una de las nuevas técnicas que han detectado los investigadores de la Dijín, es el ingreso de contenedores llenos de celulares provenientes de china y baratos. El propósito es desechar el equipo, pero utilizar los IMEI con los que vienen, para ingresarlos en equipos robados y ponerlos a funcionar en el mercado colombiano de manera “legal”.

Según las autoridades, en lo corrido del año las empresas operadores de celulares han bloqueado 313.851 IMEI duplicados.

¿Qué responden los operadores?

Los operadores de celular agremiados en Asomovil señalaron que, en cumplimiento de la norma de hurto de terminales, expedida por la CRC los operadores bloqueamos equipos duplicados. Por tanto, al bloquear ese tipo de IMEI se están bloqueando todos los terminales a los que esté asociado ese mismo IMEI, que efectivamente pueden ser desde 2 hasta miles o más. Este bloqueo debe suceder 30 días después de notificarle a todos los usuarios detectados usando ese IMEI que este será bloqueado

Lo que nos exige la normatividad de la CRC es darle servicio solo a uno de ellos, y es a quien soporte ser el equipo genuino

Adicionalmente el bloqueo de equipos inválidos, también es una exigencia de la CRC que debe realizarse 48 horas después de notificar al usuario e incluso esta tipología no puede ser desbloqueada bajo ninguna circunstancia

Vea también: Clausurado centro comercial de venta de celulares en el centro de Bogotá

Negocio internacional

Las bandas delincuenciales han encontrado otros mercados más lucrativos que el nacional. Consisten en roba celulares de alta gama en Colombia, como sucede con los iPhone de última generación y llevárselos a países como Argentina, para revenderlos.

“En Argentina un iPhone, en promedio, lo pagan en 1.000 dólares, más de 3.000.000 millones de pesos colombianos. Por eso es que los delincuentes hasta en un viaje llevan cuatro equipos robados, lo que equivale a unos 12.000.000 de pesos en promedio”, señaló el investigador.

Vea también: En un 11% aumentó el hurto callejero en el país

Las mafias

Caracol Radio obtuvo audios que las autoridades grabaron en procesos judiciales y con los cuales lograron demostrar que el hurto de celulares dejó de ser un delito simple, para volverse toda una “empresa criminal”, con personal que cuenta roles definidos dentro de la estructura.

En el primer audio los delincuentes hablan sobre cómo modificar un celular recién hurtado.

En este segundo audio la red dialoga sobre cómo modificar el IMEI de un celular de gama.

Luego negocian sobre el valor que tiene modificar el IMEI de un equipo relativamente económico.

En el siguiente audio uno de los integrantes confiesa a un cliente, con el que sostiene una discusión, que el equipo es robado.

Valiéndose de algunas artimañas buscan eludir a las autoridades camuflado los celulares robados con celulares nuevos, como se puede escuchar en este audio.

Acciones

La Dirección de Seguridad Ciudadana y la Dijín de la Policía tienen identificadas en la actualidad 53 organizaciones criminales en el país, de las cuales 23 ya han sido desmanteladas.

Además, fueron asignados 21 fiscales especialmente para el delito de hurto de celulares, logrando la captura en lo corrido del año de 13.431 personas, un 9% más que en el 2018; se han incautado 25.342 equipos, un 19% más que en el 2018; se ha logrado la recuperación en flagrancia de 14.809 equipos, un 10% más que el año pasado, y se logró una disminución del 12% en las denuncias por hurto de celulares, al pasar de 12.299 en el 2018 a 91.954 este año.

También han sido impuestas 1776 suspensiones definitivas a establecimientos de comercio donde vendía equipos manipulados y se reforzaron las alianzas con países de Interpol para ubicar a los cabecillas de estas organizaciones criminales.

Cargando