Seis países europeos aceptan acoger a migrantes del Open Arms, según Italia

El Open Arms lleva dos semanas en el Mediterráneo esperando a que algún país europeo ofrezca un puerto y tiene a bordo a 147 migrantes.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, afirmóque los gobiernos de Francia, Alemania, Rumanía, Portugal, España y Luxemburgo le han transmitido su disponibilidad para acoger a parte de los 147 migrantes que están a bordo del barco de la ONG española Open Arms en aguas italianas.

Conte explicó en un mensaje dirigido al ministro del Interior, Matteo Salvini, y publicado en las redes sociales que su intención es trabajar para que los países europeos acuerden un mecanismo permanente de distribución de los migrantes que lleguen a las costas italianas, para que el fenómeno sea gestionado a nivel de la Unión Europea (UE).

Lea también: China "no se quedará cruzada de brazos" si situación en Hong Kong empeora

"Este es el momento de insistir en la dirección de llegar a una solución europea, de lo contrario Italia se encontrará completamente aislada", escribe.

Y añade que la presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, parece "decidida a tomar este camino" y a apoyar a Italia en esta demanda, según ha podido observar en las conversaciones mantenidas entre ambos hasta ahora.

El primer ministro italiano también reprocha a Salvini que esté utilizando su discurso antiinmigración para incrementar los consensos en el país y le pide que sea leal con el Gobierno al que aún pertenece, pues el líder ultraderechista ha presentado una moción de censura contra el jefe del Ejecutivo pero no su dimisión como ministro del Interior.

El Open Arms lleva dos semanas en el Mediterráneo esperando a que algún país europeo le ofrezca un puerto y tiene a bordo a 147 migrantes rescatados en diversas operaciones.

Le puede interesar: Explosión en Ontario, Canadá deja varias casas en llamas

La embarcación se encuentra frente a las costas de Lampedusa y sin autorización para atracar en un puerto, después de que la Justicia italiana cancelara el miércoles la prohibición firmada por Salvini en su contra debido a la situación "de evidente dificultad" en la que se encontraba la nave y le permitiera dejar atrás las aguas internacionales para acceder a las italianas.

En el mar Mediterráneo también se encuentra el barco humanitario "Ocean Viking", fletado por las ONG Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée, que espera un puerto con 356 migrantes a bordo.

Cargando