Bomberos luchan contra incendio en isla española de Gran Canaria

La Guardia Civil detuvo al presunto responsable del incendio, que lo habría provocado al utilizar un aparato para soldar.

Los bomberos esperaban poder controlar este lunes un incendio que ha afectado 1.500 hectáreas desde el sábado en la isla española de Gran Canaria, obligando a evacuar a un millar de personas, indicaron las autoridades.

"La previsión es que durante el día de hoy (lunes) podemos ir controlando este frente activo, cabeza del incendio", explicó en rueda de prensa Ángel Víctor Torres, presidente regional de las Canarias, archipiélago español en el Atlántico, frente a las costas africanas.

Lograrlo significará "un trabajo que va a ser importante, porque estamos peleando, luchando contra la adversidad que supone el viento en la zona y la ausencia de agua y lluvia", señaló.

Lea también: Macri reconoce su derrota en las primarias antes de conocerse escrutinio

El fuego, declarado el sábado en el municipio de Artenara, en el interior de esta turística isla volcánica, generó la evacuación de un millar de personas y ha amenazado la pintoresca población de Tejeda.

"La mejor noticia a esta hora, es que no hay que lamentar daños personales", dijo Torres, en referencia a que no se han registrado heridos.

De todas maneras, lamentó que "el daño al patrimonio" de la isla haya tenido origen en "una imprudencia y una temeridad humana".

La Guardia Civil detuvo el sábado al presunto responsable del incendio, que lo habría provocado al utilizar un aparato para soldar, según las autoridades locales.

En el terreno, 250 personas se encuentran luchando contra el fuego, mediante un sistema en el que van relevándose, explicó una portavoz de los servicios de emergencia de Canarias.

Trece aviones y helicópteros trabajan en un frente de cinco kilómetros, considerado "la cabeza del incendio".

Le puede interesar: Un nuevo género de dinosaurios, descubierto por casualidad

El responsable técnico de los servicios de emergencia de Gran Canaria, Federico Grillo, precisó que el perímetro del incendio era de 23 kilómetros.

"La cabeza del incendio (...) ha bajado bastante en intensidad", y aunque el fuego sigue activo y aún no controlado, "no evoluciona de manera agresiva", dijo a periodistas.

Se espera la llegada de una ola de calor a la isla en los próximos días, "lo que dificulta que podamos avanzar en la extinción definitiva de ese incendio", advirtió Torres.

España, segundo destino turístico a nivel mundial, sufre cada verano de numerosos incendios forestales debido a su clima árido.

Cargando