¿Qué dice el Congreso sobre la certificación de lucha contra las drogas?

En el legislativo creen que se deben fortalecer los mecanismos empleados para acabar los cultivos ilícitos.

Senado /

La decisión del Gobierno de Estados Unidos de dar un espaldarazo a Colombia certificándola en su lucha contra las drogas, cayó bien en el Congreso aunque desde distintos partidos políticos tienen opiniones divididas frente al tema.

Desde el Partido Conservador el vocero de la colectividad Juan Diego Gómez, indicó que la certificación es una buena noticia pero deben emplearse todas las herramientas posibles para acabar con este flagelo.

“Está funcionando en términos de haber detenido el crecimiento de las hectáreas de cultivos ilícitos, pero cuando uno tiene más de 200 mil hectáreas con coca, requiere mayores esfuerzos. Hay que tener en cuenta el fallo de la Corte Constitucional en el sentido de avanzar en las estrategias para que el Gobierno pueda utilizar fumigación aérea. Nosotros hemos planteado la utilización de nuevos mecanismos como la fumigación georeferenciada, como el control biológico y orgánico”.

A su turno el senador Armando Benedetti del Partido de La U aseguró que debe fortalecerse el trabajo del Gobierno para evitar que aumente el consumo de drogas. “Me gusta la certificación pero no hay nada que celebrar porque la tenemos hace décadas. A lo que sí hay que prestarle atención es al consumo del país porque hay muchas más hectáreas y los jóvenes están cayendo en las drogas, mas o menos el 25% de los jóvenes consumió droga ilegal y el 40% de los jóvenes son consumidores así que se necesitan políticas públicas para evitar el consumo”.

Lea También: INDEPAZ: Avances sobre cultivos de coca, no son solo de esta administración

Desde Cambio Radical el senador Rodrigo Lara cree que se está cumpliendo con la lucha contra las drogas pero que faltan temas por mejorar. “Yo quiero ver en esto una tendencia positiva y estoy convencido que Colombia tiene que replantear muchos aspectos del ordenamiento del territorio.Somos un país con más de 40 millones de hectáreas cultivables y me parece inaudito que estemos condenando a franjas enteras de la población campesina, a colonizar zonas de selva, que es donde crecen estos cultivos ilícitos”.

Los gobiernos de Colombia y Estados Unidos trabajarán conjuntamente para acabar, en cinco años, los cultivos de coca en nuestro país.

Cargando