En aumento está el acoso laboral en Colombia

Las denuncias por acoso laboral en Colombia se han incrementado desde la expedición de la Ley 1010 de 2006. En los primeros años de vigencia de la Ley, el Ministerio del Trabajo reportó alrededor de 3.701 querellas por año, mientras que a junio de 2018 ya se habían registrado más de 1.400 quejas por acoso laboral en el país.

Para Evelyn Romero, socia principal del área de práctica laboral de Baker McKenzie “uno de los retos que presenta la normatividad de acoso laboral es su aplicación práctica. Las denuncias en muchos casos no obedecen a conductas de acoso laboral sino a situaciones propias del poder disciplinario o a recomendaciones para los empleados en cuanto al cumplimiento de los estándares de ética y conducta”, explica la experta.

Y añadió que es común ver quejas de acoso laboral con el único propósito de buscar una protección laboral o casos sin pruebas que permitan una adecuada investigación”.

Según Baker, el maltrato laboral es la modalidad de acoso laboral con mayor incidencia en Colombia, dada la mejor capacidad para probarla, en comparación con otras conductas como la persecución, la discriminación, el entorpecimiento, la inequidad o la desprotección laboral.

Las empresas contra las que prosperen quejas de acoso laboral “pueden ser obligadas a pagar la indemnización por despido sin justa causa del trabajador que haya renunciado por ese motivo, así como hasta la mitad del tratamiento médico requerido por la víctima de acoso laboral, en caso de ser requerido”, asegura Viviana Plazas, asociada del equipo laboral de Baker McKenzie.

Para combatir el acoso así como las prácticas que generan inconformidad en el trabajo, los expertos concuerdan en que un Comité de Convivencia con adecuada capacitación y entrenamiento es una herramienta útil que deben tener las empresas para prevenir el acoso laboral y promover un ambiente saludable en las empresas.

Los empleadores por su parte cuentan con políticas y reglamentos que fomentan por el ambiente seguro y sano de trabajo, la equidad y el respeto. Los Códigos de Ética y Conducta son recomendables para promover el cumplimiento de esos estándares.

Cargando