Tribuna

Desencanto

La incoherencia partidista llegó al extremo de tener a una cristiana encabezando la lista liberal

Entramos en un nuevo período electoral en Colombia, esta vez para elegir a los mandatarios regionales y locales: gobernadores, alcaldes, concejales, diputados, ediles, la base pura y dura de la democracia, que en vez de hacerse robusta y admirable es cada vez más precaria y capturada por quienes cada 4 años planean y ejecutan a la perfección la apropiación del botín burocrático.

Lea la columna completa aquí

Cargando