Denuncian irregularidades de magistrada Lombana en caso Uribe-Velásquez

La defensa de Iván Velásquez dice que duda de la imparcialidad de la magistrada luego de que no tramitara la recusación en su contra.

Ante la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia fue radicada hoy una ampliación de recusación en contra de la magistrada Cristina Lombana. Esta vez, se solicita que sea separada del proceso de injuria y calumnia que se adelanta en contra del expresidente, Álvaro Uribe, por una denuncia que interpuso el exmagistrado de ese mismo tribunal, Iván Velásquez, dado a unos trinos que publicó.

El abogado que representa al exmagistrado es su hijo, Víctor Velásquez, quien asegura que la magistrada dejó de reconocerlo como abogado de su padre, una vez la recusó por haber sido militar activa del Ejército.

“Se había recusado por unos criterios expresados por la Sala Especial de Instrucción que creemos acertados, que fueron compartidos y hacen referencia esencial a un principio del derecho que es que la Judicatura debe ser y parecer independiente. Sin embargo, después del radicado de la recusación, ya hay hechos positivos que refuerzan la sospecha de posible parcialidad”, afirma.

El pasado miércoles se había programado dos audiencias, la primera en la que declararía el exmagistrado y la segunda, para escuchar la versión del expresidente. Pero en la mañana, antes de las diligencias, el abogado radicó la recusación en su contra y no asistieron a la audiencia porque una vez hecha la recusación tendría que haberse parado el proceso, según la Ley 600 del 2000.

“En este caso lo esperable era que la magistrada Lombana hubiera adoptado la decisión de suspenderla, sin embargo, por comunicación se me informó que no se me tiene como apoderado, que no le dará trámite a la misma y continuará con la actuación”, señala.

El abogado no entiende cómo siendo el que radicó la demanda en representación de su padre y quien ha estado en varias diligencias se puso en duda la vigencia de su poder de representación.

Lea También: El salvavidas de la Procuraduría a la magistrada exmilitar

“Primero se tiene por formulada la denuncia que es mediante poder, segundo, se tiene convocada audiencia en la que me reconoce la capacidad de representación porque yo actué en nombre y representación de Iván Velásquez, tercero, se me cita a diligencias como representante, los oficios inclusive son citados como apoderado. Sin embargo, después de radicado el escrito de recusación, lo que informa el despacho es que no me ha reconocido personería jurídica para representar a Iván Velásquez”, dice.

Para el abogado, “hubo un cambio sobre la personería jurídica que tenía en el proceso, entre antes de la recusación y después de la recusación, que evidentemente generan muchas más dudas sobre la imparcialidad con la que pueda actuar la magistrada Lombana”.

Mientras tanto, la audiencia de versión libre del expresidente Álvaro Uribe sí se hizo, y se ordenó una declaración de Iván Veláquez, pero le preocupa al abogado que se haya ordenado más pruebas o testimonios que como defensa le interesa conocer y cuestionar.

Ahora la recusación incluye lo ocurrido pero también, una nota de vigencia sobre su representación, “pero para quitar cualquier argumento que pueda dilatar injustificadamente el proceso, también se radicó poder especial nuevamente”.

Cargando