Hong Kong vuelve al caos tras ataques a oficinas chinas

La oficina de enlace chino con Hong Kong fue atacada por encapuchados en una nueva jornada de protestas.

Decenas de encapuchados y personas cubriendo sus rostros lanzaron piedras, huevos y pintaron grafittis en las instalaciones del enlace del gobierno de China en Hong Kong en horas de la tarde.

El jefe de esta oficina, Wang Zhimin, denunció los ataques calificándolos como un insulto a toda China asegurando que "estos actos han dañado seriamente el tan valorado espíritu del imperio de la ley y afectado seriamente los sentimientos de los chinos, incluyendo siete millones de compatriotas de Hong Kong".

Wang resaltó que “los alborotadores” deben ser llevados ante la justicia y Hong Kong tiene que aplicar la condena más fuerte a los responsables. En medio de las manifestaciones, varias personas reportaron bandas criminales vestidas de blanco que atacaban personas que no hacían parte de las manifestaciones.

Los medios estatales chinos respaldaron la petición publicando informes condenando las manifestaciones.

Entre los informes, el periódico Xinhua señala que un representante de la Oficina de Enlace dice que la protesta "desafió descaradamente a la autoridad del gobierno central" y agrega que "tales comportamientos son de naturaleza grave, han causado mala influencia y son absolutamente intolerables".

Cargando