Duque: ¡A más coca, menos paz!

En su discurso ante el Congreso el presidente Duque aseveró: "El ELN no puede seguir siendo un obstáculo para una Colombia en paz con Legalidad".

En su discurso ante el Congreso por la inauguración del nuevo periodo legislativo, el presidente Iván Duque aseguró  que su gobierno está convencido que con la proliferación de cultivos de coca "no hay paz sostenible para nuestro país".

"¡A más coca, menos paz! Nos comprometimos a ser más efectivos en la erradicación de los cultivos ilícitos porque heredamos un área superior a las 200 mil hectáreas. En este 2019, por primera vez en 7 años, el área de cultivos ilícitos frenó su crecimiento exponencial y hemos erradicado y sustituido más de 80 mil hectáreas en lo corrido del gobierno", dijo Duque.

Sobre líderes sociales: "¡Queremos acabar con esa tragedia de raíz, pero enfrentamos poderosos enemigos!"

El presidente repudió el asesinato de líderes sociales y dijo que como jefe de Estado suma su voz a la de un país que clama para que no haya "ni uno más" víctima de los criminales, durante el discurso de instalación del nuevo periodo de sesiones ordinarias del Congreso.

"Así como rechazamos la corrupción, repudiamos el asesinato de los líderes sociales", dijo Duque sobre la ola de asesinatos que, según el Consejo de Seguridad de la ONU, es el principal desafío para la implementación del acuerdo de paz con las FARC, convertidas en partido político y con representación legislativa.

Su referencia al asesinato de los líderes sociales fue uno de los momentos más aplaudidos de su discurso, el primero que da ante el Congreso como jefe de Estado.

Duque afirmó que su Gobierno está comprometido con la protección de líderes sociales y defensores de derechos humanos, por poderosos que sean quienes están detrás de esos crímenes.

"¡Queremos acabar con esa tragedia de raíz y enfrentar a todos los criminales que están detrás de ellos, ni uno más!", dijo el presidente mientras los legisladores lo aplaudían y algunos coreaban "ni uno más".

Ante esa reivindicación por los líderes sociales, el mandatario añadió: "Me uno a esa voz, el país lo está diciendo hoy aquí con su presidente".

Según explicó, "en la mayoría de los casos los asesinos de líderes son criminales de los grupos armados ilegales como lo comprueba el notable esfuerzo de esclarecimiento de la Fiscalía".

"El Gobierno Nacional hará todo lo que deba hacer por preservar y proteger la vida de todos los colombianos", recalcó en su discurso.

Sobre la iniciativa para castigar con cadena perpetua a los abusadores y asesinos de menores el mandatario señaló: "Nuestra Constitución establece que los derechos de los niños prevalecen sobre todos los demás. Por eso, ¡no más abusos!, ¡no más violaciones! Impulsaremos la propuesta de cadena perpetua para agresores y abusadores de menores".

No hay mayores expectativas sobre la agenda legislativa del Congreso

No hay mucho optimismo sobre los temas que trabajará el Congreso en la legislatura que empieza, primero porque por un lado la agenda del Gobierno no tiene temas como la reforma a la Justicia y la reforma Política, que eran de los más esperados, y segundo, porque se harán las elecciones a alcaldes y gobernadores y todos coinciden en que la actividad del legislativo disminuye.

“Estamos en el peor de los mundos y es una serie proyectos que se anuncian que no son muy relevantes para la vida pública aunque puedan ser muy populares o muy notorios en la opinión pero al mismo tiempo una falta de consensos y de diálogo entre el gobierno y legislativo que hace entrever incluso va ser difícil sacar la agenda de esos pocos temas y centrarla en temas más relevantes”, dice el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de la Sabana, Iván Garzón.

Lea también: Los retos del Congreso en esta nueva legislatura.

El Gobierno ha explicado que no adelantan las reformas mencionadas porque se requieren consenso e irá con mensaje de urgencia el proyecto que elimina el beneficio de casa por cárcel para los corruptos, sin embargo, para Garzón sí faltan temas centrales. Sin embargo, no sabe, dice él, si esto se da porque asumieron que no tienen mayorías, por voluntad, “o es que realmente en su plan de gobierno no hay iniciativas más relevantes que vayan más allá de una segunda instancia para aforados o una cadena perpetua para violadores de niños. Yo tengo la duda si el problema es de voluntad o es de enfoque de gobierno”.

Desde la Rama Judicial tampoco hay mucho optimismo sobre la reforma, primero porque enfatizan en que de verdad es un tema en el que no se puede improvisar, y segundo porque son conscientes del efecto de las elecciones.

“Cuando es un año electoral hay muchos intereses y hay mucho abandono por el trabajo legislativo y no veo un gobierno cohesionado de liderazgo y para poder reformar la justicia hay que tener un consenso y el consejo solo lo logra un gobierno cohesionado que sea incluyente”, dice el presidente de Asonal Judicial, Fredy Machado.

Por su parte, el analista Carlos Arias, señala que las dos reformas dependerán también de lo que pase en las elecciones.

“El Gobierno Nacional hoy no tiene alguna legitimidad para mover algunos temas en las diferentes comisiones y seguramente dependiendo de cómo termine de articularse el mapa político de Colombia, esos temas podrían o engavetarse o podrían tener un nuevo impulso”, dice.

¿Qué hacer?

Tanto Arias como Garzón coinciden en decir que se necesita de la presión de las demás instituciones y de los ciudadanos para lograr que se aprueben las iniciativas más importantes para el país.

“Ante un Congreso que tiende a la irrelevancia y ante un Gobierno que parece estar desenfocado en los objetivos de la agenda modernizadora y conciliadora del país lo que nos queda es que las demás instituciones funcionen exigiéndole a los congresistas desde las regiones que le presten atención a los temas relevantes”, dice Garzón.

“Es indudable que las elecciones van a impedir que parte de esta legislatura, por lo menos en el año 2019 y principios de 2020, en algunos puntos se vea retrasada o se vea un poco más lenta, pero si los ciudadanos hacen el mismo eco que hoy, en la medida que los candidatos está tratando de recoger promesas y expectativas para hacerlas realidad se puede generar un buen ambiente”, señala Arias.

Cuál fue el balance de la primera legislatura

El Gobierno destaca 15 iniciativas aprobadas entre las que están la Ley de Financiamiento, pero es actualmente la ley más demandada en la Corte Constitucional con 24 demandas solo en lo corrido del año.

También, está el Plan Nacional de Desarrollo, que tiene cuatro demandas, la última admitida para estudio por vicios de trámite, y temas como la creación del Ministerio del Deporte y Ciencia, el fortalecimiento sancionatorio de la Superintendencia de Salud, el Presupuesto Nacional y el acto legislativo de no conexidad de los delitos de narcotráfico y secuestro con el político, entre otras.

Sin embargo, esto dice Garzón: “El balance de esta primera legislatura fue muy pobre para el Gobierno como para el Congreso y parecería el Gobierno no tener una agenda clara de temas alrededor de los cuales promover grandes debates para el país y grandes decisiones de política pública salvo algunos aspectos del Plan Nacional de Desarrollo”.

También se aprobaron el Presupuesto Bienal de Regalías, la Ley que incentiva el uso de carros eléctricos, la Ley del Veterano y la Ley de Depuración Normativa, que de hecho fue objeta parcialmente por el mismo gobierno porque eliminaba el procedimiento con el que se juzga a los aforados, incluidos los mismos congresistas.

Destacan además, la actualización de la Ley 418, el Tratado de ingreso de Colombia a la OCDE, la ley de modernización de las TIC, la ley contra el Abigeato y rendición de cuentas, entre otras.

Cargando