Aumentó la lista de espera y disminuyó la donación de órganos

Colombia tiene uno de los índices más bajos de donación de órganos a nivel internacional.

Aunque todo colombiano por la Ley 1805 de 2016, es donante obligatorio de órganos una vez muera, a no ser que haya declarado en vida ante una notaría su deseo de no serlo, Colombia ocupa el puesto número 20 en la escala de donantes fallecidos. Uno de los índices más bajos a nivel mundial.

Sin mencionar que, según cifras del Instituto Nacional de salud, entre el 2017 y el 2018, la tasa de donación de órganos bajó 11,9%, mientras al cierre del año pasado 2.833 pacientes estaban en lista de espera.

“Lo que incide directamente en que la lista de pacientes que, a pesar de tener una muy buena ley, ingresan a lista de espera y no salen de allí porque no hay donantes”, explicó Anabel Vanín, presidenta de la Asociación Colombiana de Trasplante de Órganos.

Entre tanto, señaló que los costos de los transportes de los trasplantes, dificultan la posibilidad de que más personas reciban órganos, “entonces para las personas de lugares lejanos, es más difícil acceder a este proceso, y por otra parte, los entes no tienen un presupuesto suficiente para darnos el apoyo”.

Lea También: Especialistas del sector salud ven con cautela la Ley de Punto Final

Ante este panorama, Vanín convocó a la comunidad científica, asociaciones de pacientes, el Gobierno y entidades promotoras de salud, para discutir estrategias que incentiven la donación de órganos en el país.

Por cada millón de habitantes, 8,9 colombianos son donantes, mientras que en Argentina son 13,4 y en España la tasa es de 48. Por tanto, las cifras, a dos años de la aplicación de esta ley, no muestran un avance significativo en la tasa de donación, mientras la lista de pacientes en espera de donación sigue creciendo.

Cargando