Estos criminales merecen la pena de muerte: VP sobre menor asesinada

La vicepresidenta Ramírez propone que este sea el castigo para los abusadores de niños en Colombia.

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, afirmó que los responsables del caso de la menor de 10 años, Sharick Buitrago, abusada y asesinada en Guaviare, merecen la pena de muerte. Aseguró que en el país se necesitan penas más severas y más efectivas.

“Hay que poner correctivos, lástima que no haya en este momento prisión perpetua, lástima que no haya pena de muerte, porque es que estos criminales no merecen sino eso y lamentablemente en Colombia no existe”, consideró la vicepresidenta Ramírez.

Vea también: Identifican a autor intelectual del asesinato de niña de 10 años

Señaló la necesidad de establecer correctivos para lograr una justicia “que funcione eficazmente, no un caso como tantos otros que hemos oído en donde después someten a los niños a la doble victimización si es que no los mataron, o cuando ya están muertos someten a la familia y a las mamás al dolor terrible de tantas investigaciones que no concluyen en un castigo eficaz", explicó.

De esta manera la vicepresidenta pasó de proponer la cadena perpetua a considerar la propia pena de muerte en Colombia, para castigar severamente a los responsables de estos delitos.

Afirma que el caso de la menor Sharick muestra del deterioro de la sociedad colombiana, y revela la necesidad de mejorar la educación en el país.

Vea también: Gobierno consultaría a los colombianos si apoyan cadena perpetua

"Es demasiado doloroso, cada caso que uno oye nos lleva a la conclusión de que esta es una sociedad que se enfermó, es necesario ponerle realmente una cura, la cura está en el hogar, en la familia, en los valores, aquí esta sociedad necesita recuperar el sentido ético”, manifestó la vicepresidenta.

Marta Lucía Ramírez aseguró que se deben tomar acciones más efectivas para prevenir estos casos, especialmente con los niños en las calles, así mejorar la educación en Colombia, para fortalecer la ética y los valores que se han perdido en la sociedad.

Cargando