Nuevas imputaciones por “chuzadas” a Codensa

La Fiscalía avanzó en esta investigación que vincula a ex funcionarios de la entidad con interceptaciones ilegales.

La ruta de las supuestas “chuzadas” que arrancaron en el departamento de Nariño, llegó a Bogotá y al centro del poder judicial del país, el bunker de la Fiscalía.

Mientras los investigadores desenredaban una empresa de interceptaciones ilegales que incluyó a oficiales retirados del Ejército, descubrieron que la corrupción se metió muy despacio y cerca de la Fiscalía.

Vea también: Senadores denuncian complot para fraguar “montajes judiciales”

La Sala Diamante del ente acusador, un espacio dedicado a la investigación judicial a través de interceptaciones ordenadas por fiscales, fue usada como empresa criminal. El jefe de esta sala era Luis Carlos Gómez Góngora, hombre de décadas en la Fiscalía y ahora capturado.

Junto a Fabio Augusto Martínez, ex fiscal 32 de la Dirección contra las Organizaciones Criminales, el señor Gongora terminó procesado por las “chuzadas” a los integrantes del sindicado de Avianca, pero otro asunto lo enreda más.

Vea también: Ratifican inhabilidad de general (r) por interceptaciones ilegales

La Fiscalía tiene más de 300 líneas telefónicas que pasaron por el “ojo” del ex funcionario y una incluyó a directivos de la empresa de energía de Bogotá de Codensa, ese será un nuevo motivo de imputación.

El próximo viernes los dos ex funcionarios de la Fiscalía escucharán las pruebas en su contra y que los vincula con las interceptaciones en el caso Codensa.

Cargando