“No hay motivos para creer que se lograría acuerdo sobre desnuclearización"

La internacionalista Arlene Tickner se refirió al encuentro entre Trump y Kim Jong Un en la frontera entre las dos coreas.

Aunque el encuentro ha sido catalogado como “histórico”, luego de que Trump cruzara la línea de concreto que separa la dos coreas en la llamada Zona de Seguridad Conjunta, el único lugar de la frontera donde los soldados de ambas naciones se ven cara a cara, para la analista internacional de la Universidad de los Andes, Arlen Tickner, “no hay motivos para creer que esta vez se lograría un acuerdo frente al desmonte de la industria nuclear de Corea del Norte”.

“El encuentro ha sido utilizado por ambos gobernantes para mostrar su ‘pedigree’ diplomático, es importante para Trump en su apuesta a la reelección de 2020, porque no tiene muchos logros internacionales que mostrar y en cuanto a Kim Joung Un, recibe un reconocimiento que puede interpretarse como un respaldo internacional”, explicó.

El mismo Trump, reconoció al concluir la cita que está podía haber sido "más histórica si se hubiera conseguido algo”.

Sin embargo, Tickner señaló que la aparente buena relación entre los mandatarios, que el estadounidense calificó como “significativa para mucha gente ", puede ser una luz de esperanza para lograr acuerdos. “El hecho de volverse a reunir para reanudar las conversaciones, abre al menos una pequeña ventana de que pueden haber avances a un calendario por ejemplo del desmonte del programa nuclear de Corea del Norte”.

Cabe recordar que este es el tercer encuentro entre los dos mandatarios, el primero se llevó a cabo en Singapur en junio de 2018, donde se anunció que se suspenderían las maniobras militares de EE.UU. en Corea y se eliminarían los proyectos nucleares de la península coreana. Para esa fecha, Corea del Norte había desmantelado su sitio de pruebas Punggye-ri.

Y el segundo, se desarrolló en Vietnam en febrero del presente año, que terminó abruptamente sin ningún acuerdo, luego de que EE.UU. se negara a aliviar en primera medida las sanciones contra Corea del Norte.

Hasta el momento, en ninguna de las tres reuniones ha conseguido avanzar en la aproximación de las posturas bilaterales.

Se espera que el próximo encuentro pueda darse en la Casa Blanca, luego de que el mandatario estadounidense anunciara que invitaría a Kim Joung Un a Washington.

 

Cargando