¡Vuelve y juega! Aplazaron el juicio contra Gustavo Malo

El magistrado suspendido y su defensa recusaron a los tres magistrados a cargo del caso.

La Sala de Juzgamiento de la Corte Suprema de Justicia aplazó para el próximo martes 16 e julio el inicio del juicio en contra del magistrado suspendido Gustavo Malo, quien es procesado por su presunta responsabilidad en el ‘Cartel de la Toga’. La razón, fueron las recusaciones que interpusieron en contra de los tres magistrados que la componen.

Le puede interesar: Jesús Santrich deberá presentarse a indagatoria el 9 de julio

La primera recusación la radicó Gustavo Malo contra el magistrado Jorge Caldas, quien aseguró, debió declararse impedido porque le ofreció ser magistrado auxiliar de su despacho cuando era procurador judicial, en reemplazo de Camilo Andrés Ruiz, a quien despidió por presuntamente haberse reunido con personas a las que se estaba investigando. Y con el ofrecimiento, dice, le contó sobre su relación cercana con Ruíz y las razones del despido.

“Como en la providencia que resolvió mi situación jurídica la Sala de Instrucción de la Corte utilizó la relación de confianza que tenía con el doctor Camilo Andrés Ruíz para dictar medida de aseguramiento intramural de cuya situación conocía con antelación el doctor Jorge Emilio Caldas Vera, pero bajo otra perspectiva y muy favorable a mis intereses, quien hizo parte de la respectiva Sala donde suscribió la situación en comento de acuerdo a lo explicado anteriormente debió declararse impedido”, afirmó.

Lea también: Directores de la cárcel de Cómbita fueron separados del cargo

La reunión entre el magistrado auxiliar Camilo Andrés Ruíz se habría dado con Otto Bula contra quien tenían una indagación preliminar y el excongresista Bernardo ‘ÑoñoElías, según relató.

Y su abogado, Antonio Luis González, recusó a los tres magistrados Ramiro Marín y Ariel Agusto Torres, porque según afirmó, resolvieron sin mayor análisis y fuera de los términos una solicitud de pruebas, se las negaron y no le permitieron apelar la decisión.

“Ustedes tres en una hora sacaron 12 páginas corriendo para negar unas pruebas que ni siquiera negaron, dijeron que eran temerarias e impertinentes”, señaló.

Ahora se deberán resolver las recusaciones y determinar así el futuro del proceso.

Cargando