Supersalud intervino por un año, hospital en Cesar

El ente de control destituyó del puesto al actual gerente y designó a un interventor.

Por el cierre constante de servicios, la inadecuada atención a sus usuarios y la creciente deuda con las EPS y servidores, la Superintendencia de salud intervino el Hospital San Andrés de Chiriguaná en el departamento del Cesar, además de remover del cargo a su actual gerente y designar al interventor Germán Darío Gallo Rojas para que durante un año esté al frente de la entidad.

Entre los hallazgos que obligaron a intervenir este Hospital están, la baja ocupación de los servicios asistenciales, el evidente deterioro en algunas áreas de la infraestructura, el aumento de los pasivos, y las deudas con funcionarios y contratistas.

Lea también: Supersalud: "EPS Indígena no se encuentra habilitada para operar"

No le está pagando adecuadamente a sus funcionarios, contratistas y proveedores de servicios, lo cual se materializa en la inadecuada prestación de los servicios de salud”, afirmó Germán Augusto Guerrero superintendente delegado de medidas especiales

De acuerdo con la Supersalud es tan delicada la situación financiera de ese Hospital que, a pesar de ser de segundo nivel, estaba remitiendo casi a todos los enfermos a la capital o a territorios vecinos.

Lea también: Medimás denuncia “guerra sucia” por parte de otras EPS

Cargando