Paqueticos VS verduras, ¿Quién gana la batalla por una dieta sana?

El experto Camilo González habló sobre formas creativas de combatir la obesidad.

La obesidad es una de las mayores preocupaciones para organismos como Naciones Unidas y sus agencias de alimentación, que han lanzado alertas sobre el aumento en el número de habitantes que sufren ese problema y los riesgos que ello puede generar para la salud.

Caracol Radio consultó con el médico Camilo González, experto en neurociencia cognitiva y en medicina tradicional china, sobre los estudios presentados por la FAO y la manera en la que estos influyen sobre la población en general.

El médico confirmó que desde 1980 la comunidad científica ha visto que la obesidad está aumentando de forma exponencial y que el fenómeno está ocurriendo tanto en los países industrializados, en los que se creía que había acceso a mejor alimentación, como en aquellas naciones menos desarrolladas.

“Aparentemente lo que está de fondo es la industrialización de los procesos de alimentación, más allá de si existen ingresos suficientes para acceder a los alimentos”, expresó González, haciendo referencia a las razones del aumento de la obesidad.

De esa forma, el médico explicó que, en los países industrializados, factores como el urbanismo, el estrés y las condiciones de vida han llevado a que se deteriore la calidad de los alimentos a los que sus habitantes tienen acceso: “Para una persona en esos países es más fácil acceder a un paquete de papas y a una gaseosa que muchas veces ir a comerse un plato de frijoles con verduras”.

Agregó que a los ciudadanos les han presentado alimentos que se pueden consumir de forma más práctica y comercial, lo que considera que le ha hecho daño a la calidad y por eso es más frecuente la obesidad.

González también hizo referencia a la creencia de que acceder a comida saludable es costoso y no es posible para todos los ciudadanos. Señaló que eso hay que contextualizarlo a cada sociedad, utilizando el ejemplo de que en Estados Unidos es más barato ir a un supermercado y comprar alimentos procesados que acceder a alimentos como frutas y verduras frescas. Ese hecho lo comparó con lo que ocurre en sociedades como Colombia, en donde está más cercano el ambiente rural y se puede comer saludable de forma mucho más económica.

Lea también:

En los últimos años, Naciones Unidas emitió un concepto sobre los tipos de dietas más recomendables para mantener una buena salud, e incluyó las: mediterránea, nórdica y japonesa.

Sin embargo, sobre la dieta mediterránea, algunos especialistas afirman que sí puede llevar a las personas a engordar. González expuso que su auge se debió a que fue comparada con el tipo de alimentación americano y por eso se consideró muy buena al contener menos carnes rojas y mayor cantidad de mariscos, vegetales y aceites. Pero señaló que ese concepto se ha reevaluado, cuando ha sido analizada desde puntos de vista que, por ejemplo, critican el uso excesivo de aceite de oliva.

Sobre esos tipos de dietas y recomendaciones que son usuales a través de consultas médicas o incluso en internet, el especialista dijo que también se deben tener en cuenta los factores genéticos y las dinámicas culturales, que hacen que tengan beneficios en algunas poblaciones y en otras no.

Expresó que, en el combate de la obesidad y el sobrepeso, “hay que tener en cuenta el caso individual de cada paciente, su contexto biológico, conductas alimentarias o grado de estrés”. Además, recomendó técnicas como la acupuntura, que ayudan a que el metabolismo se acelere y también a moderar las tendencias ansiosas, que llevan a que las personas coman en mayores cantidades.

Lea también:

Cargando