Japón está libre de obesidad; México, inundado

La FAO y la OMS advierten del peligro de las dietas con más aceites y comidas preparadas. Recomiendan dietas tradicionales ricas en vegetales.

Obesidad en México /

Por primera vez en sus estudios y análisis, la Agencia de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) reportó que la población que sufre de obesidad supera a la que sufre de malnutrición en el mundo. Se trata de datos preliminares del informe que será presentado próximamente y que se complementa con advertencias emitidas desde sectores médicos sobre el aumento de los problemas de obesidad y los riesgos para la salud.

La FAO dice que ese balance se debe a cambios en las dietas, por la rápida urbanización y al incremento del consumo de comidas rápidas. Esto a pesar de que los países tienen dietas tradicionales completamente diferentes entre sí, de acuerdo a su ubicación en el mapa, cercanía con el mar o acceso al campo.

Este es un vistazo a lo que pasa en distintas regiones del mundo.

México

Es uno de los países que ha generado alerta en los últimos años, donde, según datos de la OCDE presentados en 2017, el 32,4% de la población mayor de 15 años sufre obesidad. Se trata de la nación que más ha aumentado en ese indicador y también aparece dentro de los que tienen mayor prevalencia, según un estudio publicado por The New England Journal of Medicine, que analizó ese factor en los últimos 25 años.

La comida mexicana es reconocida en el continente, pero ¿qué comen usualmente los habitantes de México? Tradicionalmente ese país ha mantenido una alimentación basada en el fríjol, el maíz, además de picantes (chile), verduras y hierbas. Se trata de una dieta de gran valor nutricional que en muchos casos se han usado para combatir la desnutrición.

Desde la Universidad Nacional Autónoma de México advierten que se han dejado a un lado las plantas comestibles, se ha disminuido el consumo de frijol y tortilla y se ha cambiado por más grasas y carbohidratos que han aumentado las posibilidades de obesidad en el país.

Japón

En contraste, en la medición de la OCDE sobre México, Japón es uno de los últimos países, con un 3,7% de la población que sufre obesidad. También es uno de los territorios menos propensos a ella, tanto en hombres como mujeres.

En Japón la dieta tradicional lleva a las personas a vivir hasta 100 años, considerándose una de las más sanas del mundo. Esta incluye principalmente arroz, una gran variedad de verduras, pescado, algas y soya. Según los expertos, la forma de cocinar incluye técnicas como al vapor, a la plancha, hervida o cruda, lo que evita los alimentos grasosos.

La mayoría de los habitantes siguen ese tipo de dieta y consumen diferentes alimentos en una sola comida, pero en pequeñas cantidades, lo que evita la obesidad o el sobrepeso.

Perú

Aunque hay creencias de que una parte de la comida tiene influencia de Japón, un estudio de la FAO afirmó en 2018 que se convirtió en el tercero en el índice de sobrepeso en América Latina. Esa nación se considera una de las más diversas en cuanto a alimentación debido a sus múltiples pisos térmicos, pero el alimento que protagoniza sus platos es la papa.

Lea También: US$550 más al año cuesta alimentarse sano

También es usual que cocinen alimentos con maíz, ají, granos y frutas y consuman altas dosis de pescado, comida de mar, pato, alpacas y cuy. Los índices son mayores en poblaciones rurales donde, sin embargo, ya no hay tanto acceso a alimentos saludables que han sido reemplazados por alimentos procesados y listos.

Grecia

Es otro de los países en donde se ha alertado sobre el aumento de peso de la población. Según la OCDE, el 17% de la población tiene índices de obesidad, seguido por España, con el 16%. Esos países son algunos de los que tienen la conocida dieta Mediterránea, basada en vegetales, pescados, mariscos, granos, aceite de oliva y sazón más simple.

Ese estilo de alimentación tiene menos carnes rojas y azúcar, sin embargo, advierten que puede generar aumento de peso debido al aceite. Aunque es una de las dietas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud.

Los países nórdicos

Noruega, Suecia y Dinamarca aparecen en los últimos lugares de la medición de obesidad de la OCDE, con menos del 14% de la población dentro de ese índice. La dieta de esos países es la más recomendada para la salud por la OMS. Incluye vegetales de hoja verde, frutos del bosque, una gran cantidad de cereales, lácteos bajos en grasa y pescados como salmón, caballa y arenque, que consumen varias veces a la semana.

Turquía

El 22,3% de la población presenta obesidad, según la OCDE. La cocina de ese país y sus dietas tradicionales están basadas principalmente en el uso de especias y carnes asadas, pero también tiene influencias de la dieta mediterránea con el uso de verduras y aceite de oliva. En ese país también se caracterizan por la comida rápida, que principalmente son kebabs con las adiciones que cada persona desee.

El Caribe

La Organización Panamericana de la Salud alertó en 2018 sobre el aumento de la obesidad y el sobrepeso en el Caribe, a excepción de Haití y haciendo énfasis en Bahamas. A pesar de que sus dietas están con base en pescados y comida de mar, la mayoría se trata de alimentos fritos. Además, una de las explicaciones afirma que en las diferentes islas se ha impuesto la costumbre de la comida rápida y las cadenas de alimentos preparados.

Cargando