Así va la vigilancia preventiva de la Procuraduría al Metro de Bogotá

Ha pedido información sobre el predio donde se haría el patio taller, que dicen, sería zona de protección ambiental.

Desde el año 2017 la Procuraduría ha venido realizando una vigilancia preventiva a la construcción del Metro de Bogotá, lo hace de oficio por petición de la misma Empresa Metro. La vigilancia se hace sobre tres líneas de trabajo que evalúan las decisiones técnicas que se toman para materializarlo.

Le puede interesar: Personería presenta 31 tutelas para descongestionar las URI de Bogotá

La primera tiene que ver con el estudio de la estructuración técnica, jurídica y financiera que soportará la selección del modelo transaccional; la segunda, revisa cómo están previendo y proyectando la transformación urbana en cada fase de construcción del metro y la integralidad con los otros sistemas de transporte, el espacio público y la seguridad. Y la tercera línea revisa que se incluyan de manera efectiva las clausulas contractuales que aseguren la adquisición, producción y transferencia de conocimientos y tecnología para la ciudad y el país.

En esta tarea el Ministerio Público le ha hecho varias solicitudes de información a la Empresa Metro que tienen que ver con el cumplimiento de acuerdos, contratos, convenios, hasta informes sobre la interacción de las normas establecidas por el BID y el Estatuto General de la Contratación de la Administración Pública, la matriz multicriterio para la selección del modelo transaccional, y los documentos que soportan el estudio de factibilidad presentado por la Empresa Metro de Bogotá al Ministerio de Transporte y el Departamento Nacional de Planeación.

Pero también, ha pedido información sobre todas las situaciones relacionadas con el predio “El Corzo”, en donde se haría el patio taller del Metro, decisión que se ha cuestionado. Esto, porque según la concejal María Fernanda Rojas, el terreno hace parte de una ronda hidráulica del Río Bogotá y sería una zona de preservación ambiental.

Junto a todo a esto, ya ha adelantado seis reuniones informativas y ocho mesas de trabajo donde consideran que la Empresa Metro Bogotá ha presentado avances significativos del proyecto y se ha asistido a ocho debates de control político adelantados por el Concejo de Bogotá sobre la Primera Línea del Metro.

Le puede interesar: A juicio fiscal de la JEP Carlos Bermeo

Entre los documentos que ya ha revisado la Procuraduría se encuentran el convenio 1880 de 2014 que suscribió la Financiera de Desarrollo Nacional y la Empresa Metro, los Conpes números 3039 del 2000, 3882 de 2017, 3900 de 2017, el borrador de la minuta del contrato de concesión integral, entre otros.

La Procuraduría también le ha hecho requerimientos al Departamento Nacional de Planeación relacionados con los estudios de factibilidad de la Primera Línea del Metro de Bogotá.

Cargando