Renuncia fiscal especial de EE.UU. sobre trama de Rusia

Robert Mueller defendió su trabajo y dijo que acusar a Trump nunca fue una opción.

Robert Mueller /

El fiscal especial que fue designado para investigar la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016, Robert Mueller, dio su primera declaración en dos años, luego de entregar el reporte a la Fiscalía de ese país, que señaló que el presidente Donald Trump no cometió obstrucción a la justicia.

En su intervención, Mueller anunció que cerrará oficialmente la oficina del fiscal especial y presentará su renuncia ante el fiscal general.

Manifestó que Rusia sí llevó a cabo “ataques considerados” contra el sistema político de Estados Unidos y que el informe escrito “habla por sí solo”.

Mueller expresó que si hubieran tenido confianza en que el presidente claramente no cometió un crimen, lo hubieran dicho. Sin embargo aclaró que no es posible acusar al mandatario con un crimen federal mientras permanezca en el poder. “Nunca consideramos esa opción”, declaró Mueller.

El fiscal especial dijo que hasta el momento nadie le ha pedido testificar ante el Congreso, ni le han dicho si sería aceptable hacer algunas apariciones. Sin embargo lo considera inapropiado hasta el momento.

Agregó que el acceso a nuevas partes del informe está siendo analizado actualmente y no depende de su oficina, pero cree que no debe profundizar más en el tema.

Cargando