Fortaleza del dólar encarece el precio del pan

Los molineros, sin embargo, sostienen que la culpa no es del costo de la harina.

La Federación Nacional de Molineros de Trigo (FEDEMOL) descartó que se vaya a presentar un reajuste en el precio del pan como consecuencia de un posible incremento en el costo de la harina debido a la fortaleza del dólar en el país.

De acuerdo con la agremiación en los costos de la panadería hay muchos factores en los cuales la harina de trigo es solo una pequeña fracción, aunque es un tema sensible por ser insumo imprescindible.

Podría interesarle: Gobierno descarta fuertes aumentos en precios de las prendas de vestir.

Sin embargo, informó que hay muchos otros insumos que pesan mucho más en el costo de la panadería y de los cuales los panaderos no le dan la atención que debería tener. Mucho mayor peso tienen factores como arrendamientos, mano de obra, servicios públicos, gas y energía, administración, los fletes urbanos, e incluso otros insumos como aceites y grasas, lácteos, azúcar, huevos, etc.

Según FEDEMOL ahora en los costos del trigo hay elementos importantes, precio internacional que ha estado estable, los fletes y seguros marítimos, que también están estables, la tasa de cambio, que ha subido en estos últimos días de manera importante y los costos internos.

Hasta ahora no se observa ninguna tendencia de aumentos de precios de venta de la harina a panaderías y menos que justifique alarma respecto de fuertes efectos sobre los precios del pan.

Por su parte, Robinson Rodríguez, dueño de “Pan pa’yuelos” aseguró que los costos de los insumos se encuentran por las “nubes” debido al incremento del precio del dólar, de ahí que ahora ya solo se vende pan de $ 300 para que sea rentable.

Comentó que por ejemplo, el bulto de azúcar pasó de $ 86 mil pesos a $ 140.000, la caja de margina subió unos 25 pesos y de ahí que los que usan buena materia prima ha generado que el pan de 200 no sea rentable y ahora se está elaborando pan de 300 pesos.

Dijo que a esto se suma el aumento en el costo de los arriendos y los servicios públicos que siguen al alza.

Cargando