Sin demostrar violencia no se puede anular compraventa de tierras: Corte

La Corte Suprema de Justicia dice que no se pueden anular compraventas por presunto vicio de consentimiento, sin cumplir este requisito.

Tierras /

La Corte Suprema de Justicia estableció que solo se puede anular la venta de un terreno que se vendió en el marco del conflicto armado cuando se demuestra que el comprador sí tuvo que ver con la violencia que sufrió la víctima.

Lo estableció la Corte al resolver el caso de Luis Armando Rincón quien vivía en Trinidad, Casanare, en el año 2000 porque no pudo seguir pagando las vacunas que le exigían los grupos armados ilegales, y en búsqueda de soluciones decidió vender su hacienda que se llamaba, La Argentina. Pero siete años después demandó al comprador, que le había dicho que podía “arreglar” con los paramilitares, pues consideró que el contexto de violencia fue el que lo llevó a tomar esa decisión.

Lea También: Fiscalía archiva indagación contra dos procuradores

En primera y segunda instancia los jueces le dieron la razón a Rincón, pues aunque había pedido años después la nulidad, él argumentaba que lo pudo hacer en el momento que bajaron las amenazas en su contra. Pero la Corte Suprema de Justicia no estuvo de acuerdo y tumbó estas decisiones. ¿La razón?, para el alto tribunal el hombre no demostró la relación directa entre la compraventa y la violencia.

Dice en la sentencia que, “si bien un grupo ilegal despojó de las tierras al hoy actor y un tercero convirtió tal circunstancia en una compraventa, pero sin mediar por parte suya fuerza orientada a causar en el vendedor una impresión fuerte o un temor irreparable y grave a sufrir un mal, como sí lo hubo por parte de los paramilitares, pero circunscrito al desplazamiento y a la extorsión, eventos estos que difieren totalmente de la compraventa y por lo mismo, ajenos a la fuerza requerida para conformarse como vicio de consentimiento”.

Cargando