“Arte para reconstruir” en Medellín, la técnica que ayuda a las víctimas

Con el Kintsugi los estragos de la violencia se desechan junto al pasado.

Imagen de referencia con la técnica Kintsugi. /

“Arte para reconstruir” es un proyecto de la Fundación Porlongar que utiliza la técnica Kintsugi, como una herramienta que ayuda a la víctimas del conflicto en la ciudad de Medellín a superar las pérdidas, y dolores que les dejó la violencia en la región. 

Este proyecto es una invitación a fortalecer los lazos de convivencia y la reconciliación, además de no desechar lo que esta roto sino reparar, unir las piezas, como un simbolismo o terapia que ayuda a enfrentar las pérdidas. 

Vea También: El Librero, Capítulo 2, Sombreros

Esta idea fue la única de Colombia ganadora de la convocatoria del Fondo Global de Reconciliación de USAID, la cual se ha desarrollado desde el 2018 en Medellín y ha contado con la asistencia de 45 víctimas de la población civil, veteranos de la fuerza pública y en proceso de reintegración.

Por ello, el 25 de mayo se hará el cierre en el Salón Principal del Museo de Arte Moderno de Medellín, en el que todos compartirán los aprendizajes adquiridos, así como una exhibición museográfica, entre el  25 de julio y el 1 de agosto de 2019 en la Bodega COMFAMA, para las piezas de cerámica reparadas con la técnica del Kintsugi por parte de las victimas, entre otras muestras visuales y sonoras. 

Cargando