Bernardo Espinosa y Johan Mojica descienden con el Girona en España

Un gol de Wakaso Mubarak y otro de Jonathan Calleri sentenció el futuro del equipo catalán.

El Girona confirmó el descenso de categoría en Vitoria al perder por 2-1 ante el Deportivo Alavés, que fue reconocido por su afición tras una gran temporada, cimentada en una histórica primera vuelta.

Le puede interesar:

Un gol de Wakaso Mubarak y otro de Jonathan Calleri superaron al tanto de 'Portu' y regalaron un triunfo a su afición después de nueve encuentros sin conocer el triunfo.

Con este resultado, los alavesistas alcanzaron la cifra de los 50 puntos, mientras que el Girona vivió la cara amarga del descenso a Segunda División aunque se llevó el aplauso de la afición local.

El Girona salió lanzado hacia la portera de Antonio Sivera que ocupó el puesto de Fernando Pacheco, pero el valenciano no tuvo que intervenir en las primeras apariciones de Portu que fue una de las referencias sin Cristhian Stuani.

Sin embargo, fue el Alavés el que a partir del minuto 8 tuvo las mejores ocasiones del arranque del encuentro en las botas del asturiano Jony Rodríguez que estuvo a punto de culminar con acierto una larga cabalgada, que evitó una estirada de Gorka Iraizoz.

Seguidamente la tuvo el argentino Jonathan Calleri tras hacer efectiva la presión albiazul para recuperar un balón peligroso, aunque la defensa catalana reaccionó a tiempo.

Ximo Navarro también fue protagonista con otro remate en una consecución de ocasiones que terminaron por desbaratar los gerundenses para recuperarse y volver a la carga a por el primer tanto.

Lea también:

Los de Eusebio Sacristán buscaron manejar la posesión, aunque su juego era demasiado horizontal y era el Alavés el que buscaba practicar un fútbol más directo.

Pero al margen de los chispazos iniciales, apenas hubo ocasiones durante la primera media hora de juego en la que las imprecisiones rompían el ritmo del partido.

Antes del descanso el técnico visitante se vio obligado a retirar del terreno de juego de Anthony Lozano y dio entrada a Doumbia, instantes antes de que el charrúa Diego Rolan estuviera cerca de superar a Iraizoz con un remate de media chilena.

El premio del Alavés llegó en un rechace que recogió el ghanés Wakaso Mubarak en el 40 que perforó la meta del Girona a pesar de que el guardameta vasco logró tocar el esférico, pero no pudo hacer nada para evitar el primer tanto del duelo.

Antes del descanso, Jony Rodríguez pudo ampliar la renta en un contragolpe, pero apareció de nuevo Iraizoz, que tapó muy bien los huecos en su portería.

En la reanudación, Portu se encontró con Antonio Sivera, que evitó el empate en el minuto 5 de la segunda mitad, después que los albiazules rondaran la meta rival.

El guión no varió en exceso en este acto y mientras el Girona intentaba cambiar el paso de su rival con un juego más veloz, los de Abelardo se replegaban con acierto para achicar espacios en las combinaciones de los visitantes.

Eusebio intentó de todo para intentar acabar la temporada con mejores sensaciones y a en el minuto 67 ya había realizado los tres cambios en un equipo que tuvo más intención que juego.

Cuando el partido entra en su último cuarto, Adrián Marín sorprendió con un internada trompicada por el flanco izquierdo de los albiazules que arrancó los aplausos de una grada que no dejó de apoyar su equipo.

Pero el Girona no había dicho su última palabra y un cabezazo del marfileño Seydou Doumbia estrelló el balón en el poste derecho de Antonio Sivera y encendió a una escuadra catalana que se estaba apagando ante la confirmación de la pérdida de categoría.

El equipo catalán estaba roto y recibió la puntilla con un gol del bonaerense Jonathan Calleri que puso el 2-0 en el que aprovechó una dejada de Manu García que recpcionó un gran pase de Patrick Twumasi tras buen contragolpe.

La recta final sirvió para que los aficionados despidieran con honores al delantero, al extremo Jony Rodríguez y al "Pitu" Abelardo, que respondió con aplausos a los cánticos de la grada.

Antes del pitido final "Portu" recortó distancias en el 85 al recoger un pase filtrado de Pere Pons e incluso Seydou Doumbia puto empatar con un testarazo en boca de gol, pero el remate, muy centrado, lo atrapó Sivera.

Cargando