Las declaraciones en la compulsa del “cartel de la toga”

La Comisión de Acusaciones pidió investigar a un magistrado, un ex fiscal y vicefiscal general.

En la compulsa de copias que hizo la Comisión de Acusaciones de la Cámara se detalla las razones que llevaron a los representantes a ordenar una investigación a varios protagonistas de la justicia nacional.

El magistrado Eyder Patiño, presidente de la sala penal de la Corte, aparece en ese documento, donde se advierte que su nombre fue mencionado por el ex director anticorrupción Gustavo Moreno y su socio Leonardo Luis Pinilla, como un supuesto colaborador en procesos de parapolítica.

"Para acreditar la cercanía de la organización delictual con miembros de la Fiscalía y de la Corte, que cuando Perdomo se decide lanzar a la Procuraduría, lo apoyan tanto el magistrado Francisco Ricaurte como Eyder Patiño", se escribe en la acusación contra el ex magistrado Leonidas Bustos.

Otro que resultó enredado con la compulsa de copias fue el ex fiscal Eduardo Montealegre, de quien se dijo vinculó en la Fiscalía a Gustavo Moreno a través de un contrato cuyo objeto era soportar los gastos de la oficina que funcionaba como sede del “cartel de la toga”.

"Con los dineros que del mismo se obtuvieran se pudieran sufragar los gastos que emanaban del funcionamiento de la oficina que tenía la organización y que administraba el mismo Moreno Rivera. Vinculación laboral que efectivamente se materializó entre la Fiscalía y Moreno".

Lea también: Revive el Cartel de la Toga

De Jorge Perdomo, el ex vicefiscal, se advirtió que era muy cercano a Moreno y el ex magistrado Francisco Ricaurte, además de que sería abogado de varios investigados para garantizar el archivo de procesos.

"Que Jorge iban a sacar el archivo pero que Malo se había atravesado. Yo le dije, mire, yo no creo, pero déjeme le pregunto al doctor Francisco", señaló el ex director anticorrupción en sus declaraciones.

Tanto Montealegre como Perdomo, rechazaron la vinculación con el “cartel de la toga” y aseguraron que se trata de una retaliación por sus decisiones en la Fiscalía en contra del Uribismo.

Lea también: Montealgre: Demostraremos responsabilidad de Uribe en Masacres

Cargando