El mensaje de Madonna a la comunidad LGBTIQ

La cantante fue galardonada recientemente por su compromiso de más de 30 años en la defensa de los derechos del colectivo homosexual y transexual

La cantante Madonna ha vuelto a reflexionar sobre el papel que ha venido jugando a lo largo de más de 30 años en lo que a la defensa y a la visibilidad de los derechos de la comunidad LGBTIQ se refiere, tanto a nivel personal como en su condición de artista y personaje público.

En este sentido, la reina del pop se ha mostrado orgullosa de la oportunidad que le ha brindado su fama y su relevancia cultural para ejercer como una "activista por el cambio", además de animar al colectivo a no "perder nunca la esperanza" pese a la creciente presión de los sectores más reaccionarios de la política.

"Pase lo que pase, no hay que perder nunca la esperanza. Tengo un sinfín de recuerdos de estos últimos treinta años, muchos de ellos en las 'trincheras', y sé lo que implica luchar de forma incesante para tratar de mejorar las cosas", se ha sincerado la intérprete de 60 años en conversación con el programa de televisión 'Today'.

Lea también: El rock de Juanes se hace canción de cuna

"Una parte muy importante de mi trayectoria y de mi identidad va ligada a trabajar como activista por el cambio. Significa mucho para mí, no tiene nada de superficial, y me ha llevado a derramar muchas lágrimas", ha añadido sobre los momentos más amargos y difíciles que le ha dejado la batalla, por la cual fue galardonada recientemente en el evento anual de la asociación GLAAD.

De hecho, Madonna ha recordado en la misma entrevista que muchos de sus mejores amigos en el Nueva York de los 80 murieron como consecuencia de la epidemia del Sida que llegó a su punto álgido a finales de esa década y principios de la siguiente, no sin antes ser culpabilizados por ello y marginalizados hasta por sus propias familias.

"He vivido y presenciado episodios muy dolorosos, y he perdido a un montón de amigos especialmente queridos. No ha sido un viaje fácil, cuando echo la vista atrás y recuerdo todo eso y a la gente que amaba y ya no está, me invade una profunda tristeza. Ojalá estuviera aquí conmigo", ha aseverado.

Lea también: El vestido de lámpara de Katy Perry pesaba casi 20 kilos

Cargando