Incursiones militares de Venezuela pretenden incitar al país: Cancillería

El gobierno aseguró que incursión de grupo de más de 30 militares de la Guardia Bolivariana, busca que se genere una respuesta para militar.

La cancillería, en nombre del Gobierno de Colombia, denunció ante la comunidad internacional la ocurrencia reiterada de incursiones de la Guardia Nacional Bolivariana en territorio nacional, asegurando que se trata de “hechos provocadores”, que buscan una respuesta militar para hacer parecer al país como “un país agresor”.

Lea también: Comisión del Ejército investiga incursión militar venezolana

Esto luego de los hechos que fueron reportados en un informe del Ministerio de Defensa, “sobre la ocurrencia de una violación territorial, por parte de unidades militares venezolanas, en el sector El Hueco, Vereda La Chinita, Corregimiento San Faustino, Norte de Santander”, esto el pasado 6 de mayo.

A través de una comunicación el Gobierno de Colombia asegura que son situaciones generadas, “por el régimen de Nicolás Maduro”, que no solo afectan a las comunidades de la zona de frontera, sino que además son “claras y reiteradas incitaciones, que solo pretenden generar respuesta para hacer ver a Colombia como país agresor”.

Garantizaron que Las Fuerzas Militares de Colombia están y continuarán prestas a la defensa de la integridad territorial, sin embargo, frente a estas provocaciones se mantendrá “la debida prudencia”.

El reporte del Ministerio de Defensa recoge testimonios de los habitantes del sector, sobre el ingreso no autorizado a territorio nacional de alrededor de 30 unidades militares.

Lea también: Aprobada Ley de Regiones para descentralizar el país

Estos uniformados “fueron identificados por los pobladores como pertenecientes a las Fuerzas Armadas Bolivarianas, al servicio del régimen de Maduro, quienes permanecieron por alrededor de 20 minutos”.

“Los militares venezolanos abandonaron territorio nacional al percatarse de la llegada de un helicóptero con militares del Ejército de Colombia”, que fueron enviados para atender los llamados de la comunidad que denunciaron actos de intimidación, según confirmó el ministerio de Relaciones Exteriores.

Cargando