Renuncias de trabajadores por acoso laboral no se pueden rechazar: Corte

Los empleadores deben iniciar las investigaciones como si fuera una denuncia, pero aceptar la renuncia no es aceptar que sí se cometió el acoso.

acoso laboral /

La Corte Constitucional emitió una sentencia advirtiendo que los empleadores no pueden rechazar la renuncia de los trabajadores cuando sus argumentos para dejar el trabajo incluyen aspectos como acoso laboral. Que acepten la renuncia, explica, no es sinónimo de aceptar que hubo acoso, pero sí existe la obligación de hacer investigaciones.

Esto, por el caso de una mujer de 68 años que era docente en Medellín y presentó desde marzo hasta abril de este año tres cartas de renuncia señalando que era víctima de acoso laboral y que esa situación se había extendido por cinco años.

Sus cartas se las rechazó la Secretaría de Educación de Medellín, señalando lo siguiente: “para que la renuncia de un servidor público pueda ser aceptada, de acuerdo con nuestro ordenamiento jurídico, ha de tener su origen en el libre, franco y espontáneo impulso… del sujeto”. Y, en este caso, las motivaciones podrían interpretarse como de presión o provocación.

Antes de que la Corte Constitucional fallara la tutela que interpuso la docente alegando violación a sus derechos de trabajo, libertad de escogencia de profesión, debido proceso y libertad de expresión, efectivamente se le aceptó su renuncia, pero el alto tribunal aprovechó para dejar claro varios aspectos.

El primero referente a la aceptación de responsabilidad de un empleador cuando acepta la renuncia. Según la Corte y el Consejo de Estado se presenta una tendencia a rechazar las renuncias cuando los argumentos tienen que ver con problemas en los puestos de trabajo, pero aceptar una renuncia, dice, “por sí misma, no tiene la capacidad de afectar la validez de la voluntad manifestada, ni tampoco constituye, de ninguna manera, una forma de confesión o aceptación de responsabilidad ante un eventual proceso judicial que pueda ser incoado”.

Lea También: Por acosador se llevó su tremenda cachetada

Dice la Corte también que no se le puede pedir a un trabajador que no informe sobre las razones por las que se decide renunciar, y que la única opción que tiene es pedir que el trabajador reconsidere.

“Esto es, solicitar al trabajador, en una única ocasión, la reconsideración de su renuncia. Ello, con el objetivo de verificar sus condiciones laborales, de manera que, tras las investigaciones correspondientes, le sea posible al empleador determinar si (i) realmente se configuró la situación puesta de presente en la renuncia y adoptar las medidas a que haya lugar, o (ii) archivar la investigación”, dice.

La Corte también dice que iniciar las investigaciones perteneciente es una obligación: “La presentación de una renuncia que se fundamente en hechos presuntamente constitutivos de conductas de acoso laboral, supone la existencia, a priori, de circunstancias que afectan el libre ejercicio de los derechos fundamentales del trabajador, así como su dignidad misma como individuo. Motivo por el cual la presentación de una solicitud de este tipo, debe ser abordada con el mismo nivel de protección que correspondería dado el evento en el que se tratara de una denuncia propiamente dicha”.

Cargando