Las explicaciones de Maritza Martínez por su retiro del debate sobre la JEP

La legisladora negó que haya recibido mermelada e indicó que no es negociable en sus posturas políticas.

Maritza Martínez /

Al inicio de la sesión de este miércoles en la que se hará una nueva votación para determinar si se aceptan o no las objeciones a la JEP, la senadora del Partido de La U Maritza Martínez pidió la palabra para explicar por qué se retiró de la sesión que se hizo este martes en la que no alcanzaron los votos para hundir los peros del presidente Iván Duque a esa ley estatutaria.

Vea también: Objeciones a la JEP se hundieron en debate del Senado: Defendamos la Paz

“Desde hace dos años, cuando comenzó la discusión de este proyecto de ley estatutaria, he venido planteando la inconveniencia de permitir penas alternativas frente al más atroz de los delitos como es el abuso sexual contra los menores de edad, crimen que en mi criterio no guarda relación alguna con el conflicto armado”, dijo la senadora. 

Según su relato ha sido blanco de críticas y presiones por asumir estas posturas y que en su partido fue acusada de querer hundir la paz con sus posturas. “Ayer no se me permitió intervenir en la plenaria, solo logré una corta participación acudiendo a una moción de orden, y allí expuse mi malestar porque sin condiciones no votaré las objeciones a la JEP”. 

Frente a la polémica que hay por el nombramiento de Orlando Barbosa Villalba, en el Consejo Directivo de Cormacarena y quien es cercano a su casa política, la senadora negó lo que se ha dicho sobre ese tema. Maritza Martínez no es negociable y todos los saben por las posturas que he tenido. Saben también que no grito ni descalifico pero hago defender mis causas y lo seguiré haciendo, defenderé a los niños afectados en el conflicto”. 

Según la legisladora después de hacer una revisión con su equipo de UTL, el tema de las penas alternativas para quienes cometan delitos sexuales no puede estar contemplado y que por esa razón votará en contra. 

Quieren descalificar mis actuaciones por la defensa que hago de varios puntos. Ayer no me dejaron intervenir en la plenaria y expuse mi malestar porque llevaba dos días oyendo a todos los senadores y no me oyeron a mí. Apoyo con firmeza la paz pero no votaría las objeciones en las condiciones actuales, soy abogada y tengo un análisis propio del tema de delitos sexuales”. 

La senadora, quien participa en esta nueva sesión, reiteró que no renunciará a su derecho de expresar sus convicciones y de defenderlas.

 

 

 

Cargando