Bolsonaro plantea disminuir inversión en estudios de humanidades

El presidente de Brasil argumenta que esto aumentaría el retorno de la inversión más rápido.

Bolsonaro /

En 2015 el gobierno japonés publicó un comunicado que generó polémica entre la comunidad académica a nivel nacional e internacional. El texto en cuestión solicitaba a las universidades del “país del sol naciente” a que cerraran las facultades de humanidades para “atender mejor las necesidades de la sociedad”. 

Días después el Ministerio de Educación nipón tuvo que retractarse luego de las antorchas que se encendieron en contra de la petición. Cuatro años más tarde, el ministro de educación brasileño, Abraham Weintraub, quien reemplazó al colombiano Ricardo Vélez, pronunció a través de la televisión nacional que evalúa la opción de tomar las mismas medidas que se planearon en aquel entonces para la nación nipona. 

Desde hace tiempo ya la comunidad brasileña está acostumbrada a este tipo de polémicos pronunciamientos por parte del gabinete del presidente Jair Bolsonaro. Pero en esta ocasión el mismo mandatario a través de su cuenta de Twitter apoyó esta iniciativa argumentando que "la función del gobierno es respetar el dinero del contribuyente, enseñando a los jóvenes lectura, escritura y a hacer cuentas y, luego, un oficio que genere ingresos para la persona y bienestar para la familia, que mejora la sociedad a su alrededor".

En respuesta a la polémica declaración el Frente Parlamentario por la Valorización de las Universidades Federales y el Observatorio del Conocimiento comunicaron a través de sus oficinas de prensa que "no hay nación desarrollada en el mundo que no tenga una fuerte inversión en campos de estudio como los de la Filosofía y la Sociología". 

Los sindicatos añadieron que "al atacar a las humanidades, Bolsonaro acaba por condenar a Brasil a la miseria económica e intelectual, y relega el país a la oscuridad de la ignorancia. Además, es un gran equívoco del presidente responsabilizar a la juventud brasileña por la recesión económica que el país se encuentra, mientras su Gobierno no presenta ninguna propuesta concreta en este sentido".

 

 

Cargando