El próximo año comunidades de Villavicencio tendrán mejor servicio de agua

El Ministerio de Vivienda y Ecopetrol firmaron convenio por 16 mil millones de pesos para mejorar el sistema de acueducto para la ciudad.

Para mitigar los inconvenientes generados con el servicio de agua potable durante las temporadas de lluvias, en Villavicencio en el Meta, el Ministro de Vivienda, Jonatán Malagón, el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón y el alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa, firmaron un convenio por cerca de $16 mil millones para la construcción del Sistema de captación alterna de María La Alta.

Malagón explicó que el convenio interadministrativo mediante el cual se garantizan $15.990 millones para la construcción de este proyecto, de los cuales $10.000 millones los pone el Ministerio, $160 millones la Alcaldía de Villavicencio y $5.830 millones Ecopetrol.

Señaló, que en el 2020 se espera finalizar la construcción del sistema de captación alterna María La Alta para el acueducto de Villavicencio, con el cual se evitarán posibles suspensiones en caso de que se presenten dificultades en la operación del sistema principal de abastecimiento de agua, por efectos asociados con condiciones climáticas o contingencias.

Podría interesarle: Inconformidad en Guaviare con representante del Meta.

Explicó el Ministro de Vivienda, que con la realización de este proyecto, se conecta con la Planta de Tratamiento de Agua Potable de La Esmeralda (proyecto en el que el Ministerio de Vivienda invirtió recursos cercanos a $30 mil millones), se garantiza una solución integral para la capital del Meta, teniendo en cuenta que con la construcción de la nueva bocatoma se lograrán tomar 600 litros de agua por segundo, para incorporarlos y potencializar el sistema de acueducto de la ciudad en épocas de contingencias.

Por su parte el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, destacó la cooperación entre los diferentes sectores para facilitar la ejecución de este tipo de proyectos que llevan soluciones integrales a los territorios.

De acuerdo con la empresa, el proyecto garantizará la continuidad del servicio de agua potable inicialmente en 154 mil habitantes urbanos de la capital del Meta, mediante la construcción del sistema de captación, alterna de María La Alta.

La obra impactará a 378 barrios de la ciudad y contempla la construcción de una bocatoma de fondo en la Quebrada Blanca, con una capacidad de captación de mil litros de agua por segundo y dos kilómetros de línea de aducción y siete viaductos entre otros.

A su turno, el alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa, destacó “este 25 de abril tenemos la oportunidad de suscribir un sueño para el territorio y la oportunidad de materializar uno de los proyectos más importantes de nuestro gobierno”.

Cargando