El 'lapsus' de Wil-Var Roldán en el estadio Alfonso López

José Borda analizó la situación que vivió el árbitro colombiano en el partido entre Bucaramanga y Santa Fe.

Por Jose Borda

En Colombia, el VAR o el video arbitraje pareciera querer entrar en el futbol antes de lo planeado por los directivos, pues algunos árbitros se han convertido en aventajados y quieren usarlo a la fuerza

El primer caso ocurrió por allá en el año 2000 y fue Oscar Julián Ruiz, quien le anuló un gol a Santa Fe en su juego contra el Tolima utilizando la tecnología. Es más, fue el cuarto árbitro el que vio el video para informarle a Ruiz que el tanto no era legal. Este fue el presagio

El domingo 7 de abril en el empate 1-1 del Bucaramanga ante Santa Fe, Wilmar Roldán, en una jugada muy apretada por la posición del anotador Maxi Núñez, fue el foco de atención cuando se desató una serie de protestas sobre al asistente John Gómez por parte de los jugadores del conjunto cardenal pidiéndole que anulara la acción.

¿Se confundió?, Wilmar Roldán utilizó gesto de VAR en la Liga

Roldán se acercó donde su auxiliar pero los jugadores de los dos equipos lo abordaron, unos para pedirle que anulara el tanto y los otros para exigirle que lo concediera. Si se hubiese cumplido con el procedimiento establecido y el juez central hubiera ido al centro del campo para dar el gol, todo hubiera pasado sin contra tiempo, pero como llegó a donde el auxiliar fomentó el “zaperoco”. Aquí falló el procedimiento y trabajo en equipo.

En ese tire y afloje que se presentó, el árbitro antioqueño tuvo un “lapsus” y olvidó que en Colombia no existe el VAR e hizo la señal del uso del monitor queriendo anular la anotación. El asistente lo llamó y le informó que no hubo infracción a la ley 11 y por tal razón el gol del local era válido.

La señal de Roldán no es relevante para el juego pues quien le ratificó la decisión fue su asistente. Grave hubiese sido si ellos se asesoran de algún video o ayuda externa para llegar a la consecución del tanto. La señal de 'Wil- Var Roldan', como le dicen ahora por su gran olvido, se convierte en un hecho curioso que llama la atención pero que no pasará de ahí, pues ninguna repercusión tiene para el futbol ni el arbitraje colombiano.

 

 

Cargando