¿Por qué somos tan parroquiales? libro de Sandra Borda y la colombianidad

La docente y panelista de Hora 20 recopila sus ensayos sobre algunas actitudes colombianas.

()

La Real Academia Española dice que el ensayo es un “Escrito en prosa en el cual un autor desarrolla sus ideas sobre un tema determinado con carácter y estilo personales”, eso es lo que hace la politóloga, Sandra Borda en su más reciente libro ¿Por qué somos tan parroquiales?.

Borda quien es: docente de la universidad de Los Andes, columnista de varios medios y polemista del programa Hora 20 de Caracol Radio. Recoge en 128 páginas una serie de ensayos en los que intenta explicar por qué los colombianos creemos que nuestros problemas tienen características únicas, que los hace diferentes a cualquier otro caso en el mundo.

En diálogo con Caracol Radio, Sandra Borda explica que el ver y escuchar afirmaciones como: “Esto solo pasa en Colombia” la llevaron a analizar por qué los colombianos creemos que la solución a nuestros problemas no se pueden copiar de otros casos en el mundo, que deben ser especiales y que las salidas también deben ser exclusivas.

Agregó que el libro ¿Por qué somos tan parroquiales? surge al analizar que a los colombianos, en general, nos cuesta mucho absorber y alternar con escenarios internacionales. Creemos estar blindados al panorama internacional. Existe la tendencia a evaluarnos sin tener en cuenta a otras naciones, pese a que cada vez más colombianos viajan o tenemos acceso a más formas de conocer el mundo, dijo Sandra Borda.

¿Por qué somos tan parroquiales? de Sandra Borda es de fácil lectura, tiene 128 páginas, hace parte de la colección Crítica de la Editorial Planeta.

Sinopsis (Editorial Planeta)

Esta breve historia internacional de Colombia busca contar cuál ha sido la relación del país con el mundo a partir de 1819, año en que se establece la independencia y el primer proyecto serio de república.

A través de ejemplos y de fuentes documentales, la autora va tejiendo la tesis de que la historia colombiana ha sido muy cerrada. Durante el siglo XIX, Colombia estuvo mucho más abierta a influencias europeas, pero a partir de comienzos del siglo XX, con la separación de Panamá, fue convirtiéndose en un apéndice y en el principal aliado de los Estados Unidos en América Latina. El libro nos pasea por las diversas presidencias de ese siglo y sus decisiones con respecto a la política internacional. De fondo resulta claro que el país ha oscilado siempre, en el concurso internacional, entre lo excepcional para lo mejor y para lo peor y se ha resistido a abrirse al mundo y a su vecindario.

Cargando