La declaración del ‘fundador’ de las chuzadas de Nariño

El coronel Jorge Salinas aseguró que le pidieron ‘chuzar’ a los hijos del expresidente Santos y a magistrados de la JEP, a cambio de $200 millones.

La película de interceptaciones ilegales que se gestó en Nariño tuvo como protagonista a un coronel del Ejército, Jorge Salinas, un oficial que vio en las ‘chuzadas’ una oportunidad de negocio con la llamada hacker Maríalicia Pinzón.

Como funcionario activo el coronel Salinas usó los servicios de la hacker y el programa Fénix para ubicar información útil en operativos que adelantaba el Ejército en el departamento de Nariño.

El ‘súper’ coronel

Según explicó Salinas, en su interrogatorio con la Fiscalía, él participó en operativos de gran importancia para el país como Sodoma, donde murió el Mono Jojoy, la Operación Jaque y hasta en la recuperación de la zona de distensión.

Dijo el oficial que trabajó con el Departamento de Estado de Estados Unidos, con la Fiscalía y hasta fundó un grupo de inteligencia del Ejército en el departamento de Nariño.

A la hacker la conoció cuando llegó a Pasto, pero el negocio ilegal arrancó cuando lo trasladaron a Puerto Carreño en 2013 y se retiró del Ejército.

Hasta la JEP, ‘chuzada’

En la lista de clientes y víctimas de la empresa de ‘chuzadas’ de Nariño figuraban expresidentes, el fiscal general, excongresistas, un gobernador y un alcalde, también abogados, pero hasta el momento se desconocía que incluso magistrados de la Justicia Especial de Paz estaban como potenciales víctimas.

Según el coronel Salinas, un ‘trabajo’ que llegó, supuestamente por encargo del periodista Carlos Arenas, incluía unas interceptaciones y seguimientos al entonces presidente Juan Manuel Santos, a sus hijos, al vicepresidente y a magistrados de la JEP.

El coronel y fundador de las ‘chuzadas’ aseguró que se negó a hacer esos seguimientos, pero Arenas insistió que tenían disponible hasta $200 millones para completar ese ‘trabajo’.

La hacker, una “genio”

Contrario a lo dicho por la Fiscalía, que la organización criminal se inventaba la información, el coronel insiste que todos sus ‘trabajos’ fueron garantizados, no tuvieron reclamos de los clientes y al contrario siempre estaban satisfechos.

El coronel dijo que cuando pudo comprobar las capacidades del programa de la hacker, entendió que la señora era un “genio”.

Más clientes

En cada declaración y detalle que se conoce en el escándalo de ‘chuzadas’ se incrementa el número de clientes que acudieron a la organización criminal, así como las víctimas.

La razón que se lee en las declaraciones del coronel Salinas para explicar el alcance de los servicios de la red de chuzadas, es que muchos jefes de seguridad de reconocidas empresas eran militares en retiro, que mantenían comunicación con el oficial.

En la lista de clientes suman empresas de seguridad, de joyería, de llantas, de encomiendas y hasta concejales de un municipio cercano a Bogotá, todos interesados en conocer información de primera mano y a través de interceptaciones.

Cargando