#21NEnPaz Marchas en Bogotá toman rumbo hacia aeropuerto El Dorado. Hay enfrentamientos.

Así trabaja el fiscal alterno

Leonardo Espinosa, fiscal ad hoc para el caso Odebrecht, ya tiene equipo de investigadores.

En 2019 el fiscal ad hoc en el caso Odebrecht, Leonardo Espinosa, se estrenó con oficina, equipo de investigadores, asistentes, escoltas y decisiones.

Le puede interesar: Fiscal Ad Hoc se reunió con juez del caso Odebrecht

La Fiscalía dejó a su disposición una sede alterna de la entidad que, para su suerte, queda a una cuadra de la Universidad Sergio Arboleda, donde mantiene su otra oficina como decano de la Facultad de Derecho.

La misión 

Leonardo Espinosa fue elegido por la Corte Suprema de Justicia en una sesión atípica para convertirse en el encargado de las investigaciones del caso Odebrecht y donde el fiscal Néstor Humberto Martínez se declaró impedido.

Tres procesos pasaron al despacho de Espinosa: la investigación archivada contra las ex ministras Gina Parody y Cecilia Álvarez y el acuerdo con los llamados testigos del “Grupo Bulldozer”, que se dividió en dos investigaciones.

Además, en una reciente petición el fiscal general le dijo a la Corte Suprema de Justicia que en adelante todos los procesos del caso Odebrecht que lleguen a su despacho se remitan al Ad Hoc, esto en aras de “economía procesal”.

Rutina Ad Hoc

En dos espacios Leonardo Espinosa reparte sus días entre la sede que tiene la Fiscalía en la calle 94 y que en otros tiempos fue “fortín” del ex fiscal Eduardo Montealegre y la Universidad Sergio Arboleda, a solo una cuadra.

Llega antes de las 8 de la mañana, en dos camionetas de la Fiscalía y escoltado por funcionarios de la entidad. Permanece durante todo el día y quienes lo acompañan en esa sede dicen que después de las cinco de la tarde los vehículos y escoltas siguen allí, esperándolo.

Lea también: Juez de Odebrecht devolvió derecho de petición que entregó fiscal Ad Hoc

En ocasiones se le ve en escenarios diferentes, como los juzgados de Paloquemao, donde entabla reuniones con funcionarios que de alguna forma tendrían relación con los procesos a su cargo.

El equipo

Como son tres las investigaciones, son tres los fiscales que sumó a su equipo de trabajo. Todos son funcionarios activos de la Fiscalía y pasan en comisión al fiscal ad hoc.  

Uno de ellos es Rafael Sandoval López, fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, y que antes de llegar a la Fiscalía estuvo en procesos como el “carrusel de contratos”, ahora será el encargado de revisar el caso de las ex ministras Parody y Álvarez, que se encuentra archivado.

El otro investigador, Cristian Wolffhügel Gutiérrez, fiscal delegado ante el Tribunal de Bogotá, que ya compartía escenarios académicos con Espinosa en la Universidad Sergio Arboleda.

El tercero es Napoleón Botache Díaz, quien tiene a su cargo definir la negociación con los testigos del llamado “Grupo Bulldozer”, que por ahora ordenaron frenar. Botache es bastante conocido en la Fiscalía, pues allí ha cumplido casi toda su trayectoria profesional.

Más trabajo

Como la solicitud del fiscal Néstor Humberto Martínez a la Corte Suprema de Justicia fue que todo proceso relacionado con Odebrecht que llegara a su despacho pasara directamente al Ad Hoc, Leonardo Espinosa no descarta que requiera de más personas.

La Fiscalía Ad Hoc no tiene oficina de comunicaciones o personal que resuma las decisiones del despacho para darlas a conocer al país, al preguntarle a Espinosa, aseguró que por ahora no es necesario, pues apenas avanzan en la revisión de los procesos.

La situación podría cambiar con las investigaciones que lleguen, por ejemplo, con la recusación radicada por la defensa del ex presidente de la agencia Nacional de Infraestructura, Luis Fernando Andrade contra el fiscal general.

Cargando