¿Qué encontraron en la bodega donde acondicionaron el carro bomba?

Los investigadores tienen nuevas hipótesis sobre la cantidad de explosivo usado por los terroristas: se habla de hasta 150 kilos de pentolita.

Se trata de una casa ubicada en la localidad de Usme, en el sur de Bogotá. Allí tienen una bodega que, según los vecinos, funcionó como taller de ornamentación, pero hace dos meses estaba desocupada, justo el tiempo que, según la arrendataria, pagaron los hombres para usar la bodega y acondicionar el vehículo.

En esta bodega encontraron unas canecas plásticas azules, que coincidirían con los pedazos de plástico del mismo color ubicados en el lugar de la explosión, la Escuela General Santander. 

Le puede interesar: Por $500.000 arrendaron bodega para cargar carro bomba

En la casa, los investigadores también encontraron las mangueras y ruedas de extintores industriales, amarillos y redondos, y tratan de establecer si fue en esas estructuras donde se ubicaron los explosivos que más tarde se usaron en el ataque terrorista.

La arrendataria reconoció a José Aldemar Rojas como el encargado de negociar y pagar el valor del alquiler. Ahora se trata de identificar a las otras personas que estarían tras el atentado, o si la misma señora puede reconocer al primer capturado, Ricardo Andrés Carvajal.

Por la dimensión del atentado y las huellas que dejó, los expertos en explosivos creen que la carga pudo ser mayor, tienen nuevas hipótesis que podrían indicar que se usaron hasta 150 kilos del explosivo, y no 80, como se planteó de manera preliminar.

Consulte también: Ceballos: "No habrá ningún espacio de diálogo con Eln"

Cargando