Persona señalada por el carro bomba nació y residía en Boyacá

José Aldemar Rojas, identificado por el presidente y el fiscal general, nació en Puerto Boyacá y tiene residencia en Cubará.

Tras la explosión del carro bomba dentro de la Escuela de Cadetes de la Policía, General Francisco de Paula Santander, el fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, señaló públicamente, junto al presidente de la República, Iván Duque, y a los altos mandos militares y de la Policía que “en una acción de reacción inmediata entre policías judiciales del CTI y de la Policía colombiana, hemos logrado establecer la autoría material de este execrable crimen, de este acto terrorista, en cabeza del señor José Aldemar Rojas Rodríguez”. 

El hombre identificado, según el ente acusador e investigador, registra como propietario del vehículo que ingresó en la mañana de este jueves 17 de enero a la Escuela, cargado con al menos 80 kilogramos de Pentolita y habría muerto al momento de la explosión del vehículo. 

En los archivos de la Registraduría Nacional del Estado Civil, Caracol Radio logró establecer que José Aldemar Rojas Rodríguez tenía 57 años y nació en Puerto Boyacá el 13 de mayo de 1962. 

Vea también: Esto fue lo que sucedió y cómo entró la camioneta a Escuela de la Policía

De acuerdo con la misma carta identitaria, Rojas Rodríguez residía en la vereda del Boja, un corregimiento de Cubará (Boyacá), municipio limítrofe con Venezuela, con Arauca y Norte de Santander, por donde históricamente ha tenido influencia el Frente Oriental de Guerra de la guerrilla del ELN

Como una de las señales particulares, Rojas Rodríguez tenía amputada una de sus manos. 

Según el fiscal general, Rojas Rodríguez ingresó a la Escuela a las 9:30 de la mañana, en una camioneta gris, marca Nissan Patrol, modelo 1993, con matrícula LAF565

Agregó que a dicho vehículo se le encontró historial en el departamento de Arauca: “Su bitácora en el RUNT demuestra que su último acto ante las autoridades de Tránsito se llevó a cabo en la ciudad de Arauca, con ocasión de la revisión técnico-mecánica, que se efectuó el 27 de julio del año 2018”, explicó Martínez Neira. 

 

El propietario y conductor del carrobomba era guerrillero del ELN 

En el corregimiento boyacense donde residía José Aldemar Rojas Rodríguez, este se identificaba como un campesino de la zona.

Y es que de acuerdo con un organigrama de la estructura de esa guerrilla en el centro oriente colombiano, en manos del Ejército y de la Fiscalía, el nombre del propietario del vehículo, coincide con el del hombre de confianza de alias ‘Culebroviejo’, cabecilla del Frente de Guerra Oriental del ELN que delinque en la zona conocida como el ABC, Arauca, Boyacá y Casanare.

Preliminarmente se conoce que Rojas Rodríguez quien llevaba dentro del ELN el alias de Mocho Kiko, y al parecer llevaba 17 años al servicio del Frente Adonay Ardila Padilla, instruía a otros militantes en compañías como el batallón Héroes y Mártires, y se dedicaba a ser 'explosivista' de ese grupo al margen de la Ley.

El ministro de Defensa Guillermo Botero, confirmó junto con la Fiscalía determinaron que quien registra como propietario del vehículo, fue sin lugar a dudas, la misma persona que ingresó conduciendo el automotor a la mencionada Escuela de la Policía, cargado con los explosivos descritos.

El Fiscal General Néstor Humberto Martínez, también resaltó que está empeñado a fondo en la investigación de los hechos, y que “tenemos la certeza de que en el curso de las próximas horas podremos dar mayor información, porque estamos orientados a establecer quiénes son los determinadores o autores intelectuales de este acto terrorista”.

De hecho ya se han efectuado capturas de presuntos colaboradores del crimen, en el sur de Bogotá, y se esperan más capturas en el departamento de Arauca.

 

Cargando