Aumento de violencia, secuestros y desplazamiento denuncia HRW en Colombia

La ONG presentó su informe anual en el que muestra preocupación por las disidencias de las Farc.

La ONG Human Rights Watch presentó su informe anual con un capítulo para Colombia en el que denuncia que la violencia asociada con los grupos armados aumentó en 2018 luego de haber disminuido con el cese del fuego de las Farc en 2015.

El reporte señala principalmente al Eln que dice que continúa con prácticas como secuestros, asesinatos, reclutamiento de menores y desplazamientos forzados.

Habla de enfrentamientos entre las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y el grupo de los Caparrapos que dejaron más de 2000 desplazados en el Bajo Cauca entre enero y marzo de 2018.

El informe hace referencia a los integrantes de las Farc que no se acogieron al acuerdo de paz y afirma que en febrero fueron reportados más de 1.400 integrantes de las disidencias. Dice que siguen cometiendo delitos como el secuestro y asesinato del equipo periodístico del diario El Comercio de Ecuador.

Agrega que el paradero de Iván Márquez, jefe negociador del acuerdo de paz es desconocido y que “en septiembre de 2018, la misión política de la ONU anunció que seis excomandantes de las Farc en el sudoeste de Colombia habían abandonado los sitios de reincorporación”.

Human Rights Watch también hace referencia a la ley aprobada para la rendición de grupos armados y paramilitares pero afirma que la desmovilización no se ha presentado.

Menciona que el hermano de Álvaro Uribe, Santiago Uribe, “seguía procesado por los delitos de homicidio y concierto para delinquir en relación con su presunto rol en el grupo paramilitar ‘Los 12 Apóstoles’”. Y agrega que la Corte Suprema citó al expresidente para responder dentro de un proceso judicial, pero la audiencia fue aplazada y aún no se ha llevado a cabo.

El reporte habla sobre los denominados falsos positivos y afirma que ha habido avances muy limitados contra 19 generales del Ejército que son investigados. Denuncia que algunos están en procesos de ascenso y que hubo esfuerzos del Centro Democrático para buscar beneficios en la JEP para militares involucrados en esos casos.

La ONG reporta amenazas y ataques contra activistas indígenas, afrocolombianos y otras comunidades, con el asesinato de 53 defensores de derechos humanos entre enero y septiembre de 2018. Habla del desplazamiento de 48.000 personas en el mismo período y en ese sentido dice que la restitución de tierras sigue siendo lenta.

En aspectos sociales afirma que 43 niños, en su mayoría indígenas, murieron por desnutrición, y que esas poblaciones se ven afectadas por graves niveles de pobreza. Y Dice que la violencia de género es un problema generalizado debido a” la falta de capacitación y la implementación deficiente de protocolos”.

Sobre la migración venezolana, manifiesta que Colombia es el país que más migrantes recibe y que ha organizado planes para integrarlos a la sociedad, permitiendo a más de 400.000 personas que entraron de forma irregular, tener acceso a servicios públicos básicos, permisos de trabajo y acceso a la educación.

Cargando