EEUU SUPREMO

Jueza hispana de Supremo de EEUU se recupera tras ser tratada por azúcar bajo

Sonia Sotomayor, la primera juez hispana en el Tribunal Supremo de EE.UU., recibió hoy tratamiento médico en su residencia tras experimentar "síntomas de azúcar bajo en la sangre", pero se recuperó pronto y volvió al trabajo, informó una portavoz de la máxima instancia judicial.

Sotomayor, de 63 años y que padece diabetes de tipo 1, tuvo que ser tratada de emergencia por paramédicos en su apartamento, situado cerca del barrio de Columbia Heights en Washington.

"Experimentó síntomas de azúcar bajo en la sangre en su casa esta mañana, pero la trataron servicios médicos de emergencia y se encuentra bien", dijo una portavoz del Tribunal Supremo estadounidense, Kathy Arberg, al diario Politico.

"Está en el trabajo y siguiendo su agenda habitual, y participará en todas las actividades que tenía planeadas este fin de semana", añadió Arberg.

De raíces puertorriqueñas, Sotomayor hizo historia al convertirse en 2009 en la primera magistrada hispana del Supremo de Estados Unidos -cargo para el que fue nominada por el expresidente Barack Obama-, y actualmente es una de los cuatro jueces de tendencia progresista en el tribunal.

En su libro de memorias "My Beloved World" ("Mi mundo adorado"), publicado en 2013, Sotomoyor explicó que tenía apenas ocho años cuando le diagnosticaron diabetes y tuvo que aprender a ponerse sola las inyecciones de insulina, porque a su padre, que murió de alcoholismo un año después, le temblaban demasiado las manos.

Cuando fue nominada para el Supremo, su doctor dijo en un comunicado que Sotomayor seguía el llamado método de "control estricto" del azúcar en sangre, que puede prolongar las vidas de los pacientes de diabetes pero también puede provocar bajones de azúcar.

"Vigilo todo muchísimo cuando estoy en el tribunal. Mi señal más obvia, que yo no puedo ver, es la palidez. Si empiezo a sentir cualquier tipo de mareo, inmediatamente reviso" el nivel de azúcar, dijo Sotomayor en una entrevista con la revista Diabetes Forecast en 2013.

La jueza añadió que sus asistentes saben bien cómo ayudarla si notan que tiene síntomas de un "bajón de azúcar", porque "solo hay un plazo de unos 15 minutos para que la insulina empiece a actuar", y es necesario que "empiece a comer" en ese tiempo.

Según Politico, Sotomayor controla su diabetes con una combinación de inyecciones de insulina sintética, tabletas de glucosa y controles regulares de su azúcar en sangre.

Cargando