YIHADISTAS IRAK

Unos 23.000 uniformados murieron en la ofensiva contra el EI en Mosul

Más de 23.000 uniformados de las fuerzas de seguridad iraquíes murieron durante la ofensiva para expulsar al grupo terrorista Estado Islámico (EI) de la ciudad de Mosul (norte), dijo hoy a Efe una fuente parlamentaria.

El presidente del comité de investigación sobre la caída de Mosul, Hakem al Zamely, informó de que los heridos son el triple, además de "la pérdida de más de 3.000 millones de dólares (2.531 millones de euros) toneladas de armas y munición, y numerosos vehículos que pueden armar a Ejércitos de países".

Al Zamely, cuyo comité investiga las causas de la caída de la ciudad de Mosul (norte) en manos de los yihadistas en 2014, agregó que los civiles también perdieron "miles de millones de dólares".

Por otra parte, Al Zamely señaló que no ha dado comienzo ninguna investigación de la justicia para que "los culpables de la caída de Mosul rindan cuentas", a pesar de que su comité sí ha realizado informes al respecto.

"El expediente sobre la caída de Mosul está en manos las autoridades judiciales y ejecutivas", agregó.

La enconada batalla para recuperar el control de la ciudad de Mosul, principal bastión del EI en Irak, dio comienzo en octubre de 2016 y concluyó en julio de este año.

Además de las pérdidas humanas, la urbe sufrió una gran destrucción por los combates entre las tropas y los extremistas, así como por los bombardeos de la coalición internacional liderada por EE.UU.

Cargando