Sergio Ramos jugará infiltrado la final del Mundial de Clubes

El capitán del equipo blanco tendrá que hacerlo por un problema de espalda.

Emiratos Árabes

Sergio Ramos, capitán del Real Madrid, disputará la final del Mundial de Clubes infiltrado por un problema de espalda, una contractura que le impidió jugar las semifinales ante el Al Jazira tras recuperarse de molestias en un sóleo.

 Ramos no se quiere perder la oportunidad de conseguir un nuevo título y sin mirar que el clásico ante el Barcelona está cercano, desveló que se infiltrará para estar contra el Gremio.

"Estoy bastante mejor. Después de una molestia que tuve en el sóleo, me recuperé, pero me dio una pequeña contractura en la espalda y el cuello. Se me ha pasado, hoy entrené sin problemas y ya estoy disponible para el entrenador", manifestó, informando de una nueva dolencia que no había hecho pública el Real Madrid.

El capitán madridista dejó claro que jugará la final del Mundial de Clubes aunque para ello se tenga que infiltrar. "Me gusta jugarlo prácticamente todo si el mister decide ponerme. Ha sido una contractura bastante fuerte y en otra ocasión me habría planteado otra alternativa", destacó.

"Pero me gusta jugar las finales y se hace un esfuerzo extra para aportar mi máximo nivel. Si fuese un problema mayor, no me lo plantearía, pero mañana, con una ayudita médica, uno puede jugar mejor", añadió.

Cargando