CHILE ECONOMÍA (Actualización)

Banco Central: PIB de Chile crecerá 1,4 % en 2017 y entre 2,5 y 3,5 % en 2018

(Actualiza con declaraciones del Ministro de Hacienda)

Santiago de Chile, 4 dic (EFE).- El producto interno bruto (PIB) de Chile crecerá 1,4 % en 2017, la tasa más baja desde la crisis económica mundial de 2009, y repuntará en 2018 con una expansión de entre 2,5 % y 3,5 %, informó hoy el Banco Central chileno.

El ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, aseguró este lunes tras conocer el informe que ya no hay dudas sobre las señales de reactivación de la economía, y recalcó que "quizás lo más importante es que hacia el 2018 ya plantean un crecimiento de 3 %, que es más del doble de lo que creceríamos este año".

Para Eyzaguirre, la expansión de 1,4 % que registraría este 2017 "es consistente con un cuarto trimestre que será mejor que el tercero, que a su vez fue mejor que el segundo, que a su vez fue mejor que el primero, por tanto, ya no hay duda alguna que la economía va acelerando al interior del año", puntualizó.

Según el Informe de Política Monetaria (Ipom) de diciembre, el último de los cuatro que el emisor elabora anualmente, la previsión de crecimiento de 1,4 % está dentro del rango estimado en el Ipom de septiembre (1,25 % y 1,75 %).

El documento, que fue presentado ante el Senado por Mario Marcel, presidente del emisor, sostiene que la previsión de mejoría en 2018 se debe, en parte, a la baja base de comparación del sector minero, que se notará especialmente en la tasa de crecimiento de la primera mitad del año.

"Estas proyecciones para el próximo año se apoyan en un escenario externo favorable, el fin del ajuste de la inversión minera y habitacional, la ausencia de desbalances macroeconómicos relevantes y una política monetaria claramente expansiva", señaló el informe.

La composición sectorial del PIB, excluyendo la minería, muestra un mejor desempeño de las actividades ligadas al consumo que a la inversión, con una caída de la formación bruta de capital fijo (inversión) prevista de 2,5 % para este año.

De todos modos, el ministro de Hacienda advirtió que, incluido 2018, son cifras aún modestas. "No estamos en una economía en 'boom' ni nada que se le parezca, y hay que seguir trabajando en torno al crecimiento", agregó.

Eyzaguirre explicó que esta mejoría en las cifras responde a que se ha comenzado a revertir el ciclo de los commodities (materias primas), con una positiva reacción de la producción minera, lo que debería elevar la inversión, y llevar a un mayor crecimiento.

El cuanto a la inflación, el Banco Central prevé una tasa de 2,1 % para este año, tres décimas menos que en el Ipom de septiembre y por debajo del 2,7 % del 2016.

El emisor chileno calcula que la inflación permanecerá en torno al 2 % durante la primera mitad del 2018 para llegar a la meta de 3 % en 2019.

En ese contexto, considera que la Tasa de Política Monetaria (TPM), actualmente en 2,50 %, se mantendrá sin cambios importantes y aumentará cuando la economía empiece a cerrar su brecha de actividad, previsiblemente en la segunda mitad del 2018.

Aún así, en un contexto como el actual, con una inflación por debajo las expectativas, el emisor no descarta la posibilidad de "profundizar la expansividad de la política monetaria" si lo estima conveniente.

Sobre el escenario externo, el Ipom destaca que a lo largo de este año se han ido afianzando las buenas perspectivas. "Las economías desarrolladas, en general, muestran tasas de crecimiento superiores a las de años previos, al igual que varias emergentes", señala.

Los precios de las materias primas han superado las expectativas y el cobre ha superado los 3 dólares la libra. Según las proyecciones del emisor chileno, en 2018 el precio promedio será de 2,95 dólares y en 2019 de 2,75 dólares la libra, lo que compensará los precios bajos del petróleo.

Los principales riesgos a nivel exterior para la economía chilena tienen su origen en China, uno de sus mayores socios comerciales, aunque la desaceleración del gigante asiático ha sido más gradual de lo que se esperaba, señala el Ipom.

A nivel interno, el emisor advierte que el crecimiento del PIB podría verse afectado por la "falta de sincronía" entre algunos componentes del gasto, dado que algunos sectores, como la inversión, siguen rezagados.

Cargando