NICARAGUA ELECCIONES

Gobierno de Nicaragua expresa "enfática condena" por violencia postelectoral

El Gobierno de Nicaragua expresó hoy su "enfática condena" a los hechos de violencia postelectoral tras la amplia victoria del oficialismo en las elecciones municipales del domingo, que han dejado al menos cinco muertos y decenas de heridos.

"El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, la Presidencia de la República y todas las instituciones de nuestra Nicaragua, bendita, unida y siempre libre, declaramos nuestra enfática condena a los hechos de violencia registrados durante los días electorales, y postelectorales en nuestro país", señaló el Ejecutivo en una declaración.

Según el Gobierno sandinista, los hechos de violencia postelectoral y pérdidas de vida se produjeron "a pesar de los insistentes llamados de las altas autoridades religiosas, y de nuestro presidente (Daniel Ortega), vicepresidenta (Rosario Murillo) y autoridades locales".

Los hechos de violencia postelectoral "nos confirman que hace falta trabajar la conciencia de concordia", razonó el Ejecutivo.

"Reconciliación y paz, que en la mayoría de los nicaragüenses se ha afianzado, aunque todavía hay quienes irresponsablemente rompen con esos propósitos de paz y bien que vamos, gracias a Dios, extendiendo como realidad en gran parte de la patria", agregó en el documento.

Asimismo, el Gobierno indicó que "respalda las acciones de las instituciones de orden público, en particular la destacada labor" de la "Policía Nacional, que ha contribuido a que estos hechos de violencia quedasen reducidos en puntos específicos del país".

"Nuestra solidaridad con las familias afectadas, que viven el dolor de sus pérdidas, y nuestro llamado a continuar desarrollando la reconciliación y la paz, que nos hace vivir seguros y trabajando para prosperar", concluyó.

Según distintos reportes, incluido el de la misión electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), al menos cinco personas fallecieron en los municipios de Wiwilí, San Sebastián de Yalí (norte) y en la comunidad de Sandy Bay (Caribe), y otras varias han resultado heridas.

La situación es especialmente tensa en Bilwi, municipio ubicado en la Región Autónoma Caribe Norte (RACN), donde un enfrentamiento en la noche entre sandinistas y simpatizantes del partido indígena Yatama provocó graves altercados.

Al igual que sucedió este lunes en la comunidad de Sandy Bay, los simpatizantes del partido indígena Yatama en Bilwi no reconocen, por presuntas irregularidades, los resultados del Consejo Supremo Electoral que dieron como ganador al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), confirmaron hoy los líderes de esta agrupación.

Las consecuencias de estas reyertas entre los votantes de ambas formaciones fueron la destrucción de algunas oficinas, el incendio de viviendas, vandalismo y el derribo de la estatua que representaba "La Resistencia Indígena".

El FSLN ganó 135 de los 153 ayuntamientos en disputa, incluido Managua, en los comicios municipales del domingo, escrutado más del 98 % de las mesas electorales.

El Consejo Electoral anunció que el oficialismo obtuvo también en las elecciones el control de las 15 capitales departamentales o de provincia y las dos principales ciudades de las regiones autónomas del país.

Las elecciones municipales de Nicaragua, celebradas el pasado domingo, sirvieron para elegir a 153 alcaldes, con sus vicealcaldes y 6.088 concejales propietarios y suplentes.

Estos comicios fueron supervisados por 60 observadores de una misión de la OEA, que lamentó estos hechos y solicitó a las autoridades que realicen las investigaciones correspondientes y que castiguen a los responsables de los crímenes.

Cargando