CENTROAMÉRICA ARQUEOLOGÍA (Entrevista)

Conflictos sociopolíticos actuales se pueden comprender "mirando al pasado"

La arqueóloga mexicana Linda Manzanilla, que participa en El Salvador en el VII Congreso Centroamericano de Arqueología, dijo hoy a Efe que los conflictos políticos y sociales de la actualidad se pueden comprender "mirando hacia el pasado".

San Salvador, 7 nov (EFE).- La arqueóloga mexicana Linda Manzanilla, que participa en El Salvador en el VII Congreso Centroamericano de Arqueología, dijo hoy a Efe que los conflictos políticos y sociales de la actualidad se pueden comprender "mirando hacia el pasado".

La experta dijo que tras más de 40 años de estudiar la ciudad de Teotihuacán, en el centro de México y considerada como la primera gran ciudad multiétnica de Mesoamérica, ha podido "entender que muchos de los fenómenos sociales y políticos son tan modernos como también tan antiguos".

Aseveró que los conflictos políticos como los golpes de Estado y los problemas sociales como la migración rural-urbana, la sobreexplotación de acuíferos, la deforestación y la pugna entre diferentes formas de organización, son fenómenos con los que hoy en día lidian las grandes ciudades y que en el pasado terminaron acabando con estas.

"Teotihuacán tuvo 20 kilómetros cuadrados de extensión y 125.000 personas que procedían de distintas regiones de Mesoamérica, siendo la primera experiencia de convivencia multiétnica, con una planificación urbana de primer nivel y en donde se aprecia que las ciudades gigantescas se colapsan por los mismos conflictos de este tiempo", expresó.

Manzanilla subrayó que entender lo que pasó, a través de la arqueología y antropología, no solo lleva a reflexionar sobre lo que pasa en la actualidad o lo que pasará en el futuro, sino que es una lección de vida que, entre otras cosas, indica que aglomerar a mucha gente en una ciudad es un punto de vulnerabilidad que afecta a toda una nación.

También planteó que las grandes civilizaciones del pasado dejaron una deuda con la historia ya que, por su complejidad, su extinción fue más rápida en comparación con aquellas pequeñas sociedades, cuyo modo de organización fue más "ordenado".

"La civilización de egipto duró 3.000 años gracias a toda su construcción social y política, un poco más ordenada que la de las grandes ciudades", y para los estudios en más eficaz contar con 3 milenios de historias que con un tiempo menor.

La también investigadora, que ha basado todos sus estudios en conocer las primeras ciudades y Estados, aseguró que el desarrollo de la antropología en todos los pueblos es necesaria para tomar un referente sobre lo pasado y a partir de esto solucionar las problemáticas actuales.

Aunque ha realizado diversas excavaciones, la antropóloga no ha orientado sus estudios a Centroamérica, pero aseguró que le gustaría participar en las investigaciones de Joya de Cerén, un sitio precolombino de El Salvador situado en las proximidades de las localidades de San Juan Opico y Las Flores, en el departamento de La Libertad (centro).

"Joya de Cerén es un sitio muy famoso en la historia de la arqueología por ser una Pompeya americana, aunque no es el único caso, pero el hecho de que el sitio haya quedado sepultado por ceniza (de la erupción de la Laguna Caldera en el año 600) hace que tengamos, lo que en la arqueología llamamos, los contextos de abandono súbitos", agregó.

Manzanilla, de 66 años, es la encargada de la inauguración este martes del VII Congreso Centroamericano de Arqueología en El Salvador, con una ponencia sobre la ciudad precolombina de Teotihuacán, que tendrá lugar en el Museo Nacional de Antropología "David J. Guzmán".

La arqueóloga, del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), disertará sobre la "perspectiva interdisciplinaria para investigar una sociedad corporativa y multiétnica excepcional".

Manzanilla ha colaborado en excavaciones en Turquía y Egipto, pero sus esfuerzos principales se han enfocado en la vida cotidiana de los habitantes de Teotihuacán y sus principales edificios, Xalla, Teopancazco, Oztoyohualco y la Pirámide del Sol, en los que ha aplicado tecnología de punta.

Cargando