TÚNEZ ELECCIONES
TÚNEZ ELECCIONES

Túnez celebrará sus primeras elecciones municipales libres el 25 de marzo

Las primeras elecciones municipales en Túnez desde la caída en 2011 de la dictadura de Zinedin el Abedin Ben Ali fueron convocadas finalmente hoy para el 25 de marzo de 2018, apenas dos semanas después de que volvieran a ser aplazadas.

Miembros del gobierno, representantes de los partidos políticos y responsables de la Instancia Suprema Independiente para las elecciones (ISIE) fijaron la fecha tras una reunión a puerta cerrada mantenida este jueves en la localidad de Gammarth, a unos 25 kilómetros al norte de la capital.

La ISIE había vuelto a aplazar los comicios el 18 de septiembre tras culpar a los partidos políticos con representación en el Parlamento, a los que acusó de no haber sido capaces de cubrir las vacantes existentes en la instancia desde que el pasado mayo renunciara su presidente, Chafik Sarsar.

La institución, encarga de supervisar y velar por el proceso electoral, alegó, asimismo, falta de consenso entre los actores implicados -algunos partidos políticos se oponían al aplazamiento mientras que otros lo defendían- y su temor ante la posibilidad de que la Administración "no sea neutral".

La posibilidad de que los comicios volvieran a aplazarse empezó a cobrar forma en mayo, fecha en el Sarsar anunció su renuncia al frente de la institución, a la que veladamente acusó de apartarse de algunos de los principios de la democracia.

Junto a Sarsar, reputado entre los movimientos de la sociedad civil tunecina, comunicaron su salida la vicepresidenta, Lamia Zargouni, y uno de sus directivos más representativos, Mourad Ben Moula.

En una rueda de prensa, el responsable admitió divergencias "en los métodos de trabajo" e instó al Parlamento a sustituirles a la mayor brevedad posible, recomendación que la Cámara no ha cumplido hasta la fecha.

Las elecciones municipales son el último escalón en el proceso de transición iniciado en Túnez tras el triunfo de la llamada "revolución del Jazmin", que en 2011 impulsó las denominadas "primaveras árabes".

Los comicios, a los que estarán llamados más de cinco millones de tunecinos, deberían servir para renovar la gestión de las ciudades y los pequeños pueblos del país, dirigidos en la actualidad por una suerte de comités especiales de muy diversa composición política.

Esos comités, carentes de legitimidad democrática, no han podido paliar la aparición de fenómenos nuevos, como la construcción anárquica en algunas zonas del país o la falta de limpieza y la acumulación de basuras, así como cortes de agua o electricidad en varias ocasiones.

Además, han sido incapaces de frenar la corrupción, una de las lacras contra la que la población se levantó hace seis años al grito de libertad, derechos y justicia social.

Solo la reimplantación de la ley de emergencia, recuperada en 2015 tras los graves atentados yihadistas que sacudieron el país, ha permitido solucionar otro de los problemas claves, la inseguridad, aunque a cambio de una reducción drástica de algunos derechos humanos y civiles.

El anuncio se produce apenas unas semanas después de una polémica remodelación del Gobierno, al que han retornado ministros del antiguo régimen, y de la aprobación de una controvertida ley de amnistía para los funcionarios que se aprovecharon de la corrupción durante la dictadura.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir